Jornada de manifestaciones de los empleados de Airbus en España

Manifestación en Getafe hoy / CCOO

Miles trabajadores y trabajadoras del sector aeroespacial de este país han protagonizado una jornada de movilizaciones en Getafe, Illescas y Cádiz para defender el empleo y mostrar su rechazo a los planes del consorcio europeo de Airbus de destruir 900 puestos de trabajo en España de la división civil.

Según informan los sindicatos, 445 despidos serían en Getafe (Madrid), 283 en la planta de Illescas (Toledo) y 151 en la de Puerto Real (Cádiz). Además de estos puestos de trabajo, hay aproximadamente 700 más que se perderán al no renovarse los contratos y por jubilaciones anticipadas.

Para CCOO este contexto obliga a las diferentes administraciones a implicarse de manera decidida: gobierno central, autonómico y municipal. Este es un sector estratégico y esencial y como tal debe defenderse, no solo por su alto valor tecnológico y el empleo de calidad que genera sino también, por la importante riqueza y actividad económica que produce, en particular en los municipios, comarcas y comunidades autónomas donde están asentadas sus factorías.

Getafe ha albergado una gran manifestación en defensa del empleo y del sector aeroespacial en el que participarán los trabajadores y trabajadoras de Airbus Getafe, Airbus Illescas (Toledo) y Barajas (Madrid ) al que se sumarán otras empresas del sector. La manifestación finalizó en el Ayuntamiento de Getafe.

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT han suspendido la manifestación prevista para hoy en Sevilla en defensa de los empleos en Airbus, al detectarse un caso positivo de coronavirus entre el personal de las empresas participantes.

Fuentes de CCOO han informado de que el positivo en uno de los participantes se ha conocido esta mañana, y «aunque el riesgo de contagio era mínimo, se ha decidido suspender por precaución».

Las federaciones de Industria de UGT y CCOO han advertido que la crisis en el sector aeroespacial, derivada del plan de reestructuración anunciado por Airbus, terminará afectando a un total de 436 empresas auxiliares que cuentan en España con 700 centros de trabajo.