dreamair

EL AEROPUERTO DE ALMERÍA TENDRÁ EN 2010 UNA ZONA DE LOGÍSTICA DE 47.000 MIL METROS CUADRADOS

El Aeropuerto de Almería contará en el segundo trimestre de 2010 con una zona logística con una superficie de 47.000 metros cuadrados, dividida en tres parcelas, donde las empresas del sector agroalimentario interesadas podrán instalarse para exportar o importar mercancías por vía terrestre o aérea.

Los trabajos de urbanización de la zona logística comenzaron el pasado mes de junio y, una vez finalizados, tendrán un coste  superior a 2,7 millones de euros. El aeropuerto dispondrá en esta área de una terminal de carga, ya en servicio, de 1.180 metros cuadrados de superficie construida, con una capacidad de tratamiento de mercancías de 12.000 toneladas al año, y un punto de inspección fronterizo.

 

Las obras consisten en los trabajos de movimiento de tierras y explanación necesarios para la creación de tres parcelas con una superficie de cada una de ellas de 16.000, 6.000 y 4.700 metros cuadrados aproximadamente, así como la construcción de la red de viales y aparcamientos.

 

Asimismo, se están ejecutando las distintas redes de abastecimiento, saneamiento y drenaje y los sistemas contraincendios, electricidad, comunicaciones y alumbrado para dotar a las parcelas de los servicios necesarios.

 

Con estas nuevas infraestructuras, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) quiere contribuir al desarrollo del transporte intermodal de Almería, la mayor zona productora de frutas y hortalizas del mundo. Muestra de ello, Aena y Centros Logísticos Aeroportuarios (Clasa) participan con un stand de 24 metros cuadrados en la Feria internacional de negocio de la industria agroalimentaria del Mediterráneo, que hoy se inaugura en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Roquetas de Mar, en Almería.

 

Plan de obras

El Aeropuerto de Almería se encuentra inmerso en un ambicioso plan de obras, en el que Aena ha invertido 37,5 millones de euros. Los proyectos de mayor envergadura se concentran en torno al edificio terminal, cuyas dimensiones pasarán de los 9.400 a los 24.900 metros cuadrados, tras dedicar 22,3 millones a su remodelación. La primera fase de la ampliación del edificio terminal cuenta con ayuda de los fondos Feder, cifrada en un millón de euros.

 

El pasado 30 de junio, el Aeropuerto de Almería puso en servicio su nuevo edificio de salidas, un proyecto al que Aena ha destinado más de 11 millones de euros.  Estas infraestructuras representan un importante hito dentro del ambicioso plan de mejora que afrontan estas instalaciones aeroportuarias. Una vez culminada la totalidad de las obras, entre las que también se contempla el derribo y la posterior reconstrucción de la parte del terminal que data de la inauguración del aeropuerto en 1968, el edificio experimentará los siguientes cambios:

 

Facturación: pasa de 17 a 27 mostradores.

Sala de embarque: gana 650 metros cuadrados y una nueva puerta, de modo que dispondrá de 1.400 metros cuadrados y seis accesos para embarcar.

Recogida de equipajes en llegadas: se mantienen cuatro hipódromos o cintas, pero dos disponen de doble capacidad.

Patio de carritos en salidas (es la zona del aeropuerto en la que se realiza la clasificación e inspección de los equipajes antes de su traslado a la bodega de los aviones): pasa de 750 a 1.550 metros cuadrados de superficie.

Patio de carritos en llegadas (es el área en el que se clasifican los equipajes que traen los aviones, para después depositarlos en las cintas o hipódromos de recogida): pasa de 640 a 1.350 metros cuadrados de superficie.

Zonas comerciales: el espacio destinado a estos usos se reparte como se indica a continuación:

Oficinas de rent a car: pasan de cinco a siete.

Restauración: de 790 a 1.220 metros cuadrados.

Locales comerciales en salidas: de 280 a 370 metros cuadrados.

Locales comerciales en llegadas: de 160 a 375 metros cuadrados.

 

Otras actuaciones paralelas son el equipamiento del edificio, la ampliación del sistema integrado de control de accesos, una red multiservicios más veloz y con  mayor capacidad, la renovación del sistema de información al público (SIPA), la instalación de un centro de proceso de datos y un sistema de control de matrículas para el parking. Precisamente, en el aparcamiento público el número de plazas se ha elevado de 319 a 680.

 

La completa finalización del edificio terminal, prevista para la segunda mitad de 2010, permitirá duplicar la capacidad operativa del aeropuerto. Más allá de la transformación del terminal, hay varias actuaciones significativas que se acometerán próximamente, como la adecuación del campo de vuelos, un nuevo edificio para el Servicio de Extinción de Incendios (SEI) o la remodelación de la central eléctrica y el sistema eléctrico del aeropuerto.

 

Edición: José Fernández