Piper

Una escuela de pilotos de China encarga 50 Piper Archer TX

Piper

China Air Shuttle, escuela de pilotos profesionales con sede central en Pekín y delegaciones en varias provincias de China, ha cursado una pedido por 50 aviones Piper Archer TX. Empezará a recibir los primeros ejemplares a partir del segundo trimestre de 2017. El precio de este avión ronda los 350.000 dólares.

La Universidad de Dakota del Norte encarga a Piper 112 monomotores y bimotores

Bimotor Seminole / Piper Aircraft
Bimotor Seminole / Piper Aircraft

El fabricante estadounidense Piper Aircraft, que produce monomotores y bimotores ligeros, ha anunciado que la Universidad de Dakota del Norte ha cursado una orden para adquirir 112 aviones. las entregas comenzarán el cuarto trimestre de2016 y se prolongarán durante ocho años.

La Administración de Aviación Civil de China certifica la gama de aviones M-Class de Piper

Piper Meridian/ Foto: Piper
Piper Meridian/ Foto: Piper

Piper Aircraft ha recibido de la Administración de Aviación Civil de China (CAAC) el certficado de tipo para su gama de aviones de un solo motor M-Class, que consta del turbohélice Piper Meridian, Piper Mirage y Piper Matrix, ambos equipados con motor de pistón.

Piper trae a Europa el prototipo del modelo Archer equipado con motor diesel Centurion 2.0S

El fabricante de aviones para la aviación general Piper Aircraft y el motorista Continental están colaborando para obtener de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) el Certificado de Tipo Suplementario para el avión Piper Archer propulsado por el motor diesel Centurion 2.0S.

Piper abandona la comercialización de LSA que fabrica Czech Sport Aircraft

El fabricante norteamericano Piper se ha desentendido de la relación comercial que había iniciado hace un año con la firma de la República Checa Czech Sport Aircraft, para comercializar, sus aviones biplaza, denominados «Sport Cruiser» y de la categoría Light Sport Aircraft (LSA), bajo la marca Piper, según se indica en un comunicado fechado el pasado 12 de enero. Los aviones pasarían a llamarse «Piper Sport».


El acuerdo pareció en principio beneficioso para ambas partes: Piper se ahorraba diseñar y certificar un avión en el dinámico mercado de los LSA y los checos ganaban difusión y ventas.