dreamair

«Lo más fácil en una investigación de accidentes es culpar al piloto»

El Presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas (IFALPA), Don Wykoff, mantuvo el pasado martes un encuentro con periodistas, en el marco de los comités de IFALPA que se vienen celebrando estos días en Madrid. Durante su intervención, Wykoff, analizó las que, a juicio de la Federación, constituyen las principales amenazas a la seguridad aérea tanto a nivel internacional como en España. IFALPA representa a 100.000 pilotos de 101 países.

 


Acompañado del Presidente del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas, Javier Martínez de Velasco, y del Representante de IFALPA en España, Juan Carlos Lozano, Wykoff ha explicado a los periodistas allí congregados la filosofía de IFALPA, que trata de ser una referencia mundial –dentro del seno de OACI- en la salvaguarda de la seguridad aérea.

Así, una de las principales carencias para la seguridad aérea en España es la falta de regulación existente en el sector de trabajos aéreos. El salvamento marítimo y la extinción de incendios no tienen una normativa que regule su operación, por lo que en la práctica las empresas no tienen un texto legal que marque las pautas de los vuelos. Dicha carencia tiene un impacto claro en la seguridad. 18 fallecidos en 2011 son una buena muestra de ello. «Aunque trabajos aéreos tienen más riesgos que la aviación comercial por sus actividades, hay algunos factores de peligro que pueden y deben evitarse», ha explicado Wykoff.

Desde el año 2000 hasta hoy, se han producido 91 accidentes de helicóptero, con el resultado de 66 muertes, una media de 5,5 fallecidos al año. 40 de estos fallecidos eran pilotos.

La investigación de accidentes aéreos repercute también en la seguridad aérea ya que, tal y como ha apuntado el Presidente de IFALPA, «debe servir para evitar que se produzcan otros siniestros por las mismas causas». Algo que a juicio de SEPLA no se cumple con el informe del accidente del vuelo JK5022, que se centra casi exclusivamente en el error de los pilotos como causa directa del siniestro, obviando otras causas que también existieron. «Lo más fácil en una investigación de accidentes es culpar al piloto», ha lamentado Wykoff, «pero hay que abordar todo tipo de factores y llevar a cabo las acciones correctivas necesarias para evitar que se repita».

Fatiga

El Presidente de IFALPA también ha identificado la fatiga como un factor de riesgo para la seguridad. En este sentido, ha denunciado que las Autoridades Europeas no hayan aprobado una ley que prevenga de los efectos perniciosos de la fatiga, a pesar de la reducción en los umbrales de seguridad.

En efecto, la Comisión Europea está tramitando una ley que pretendía entrar en vigor en 2012 sobre los tiempos de trabajo y descanso de las tripulaciones. Dicha ley, sometida a estudios científicos encargados por la propia Comisión, se ha demostrado ineficaz para la prevención de la fatiga, un elemento que influye en el 20% de los accidentes de aviación. A pesar de ello, y presionada por las compañías que buscan sacar el máximo de rentabilidad, la Comisión Europea sigue adelante con los planes para publicar esta ley, que minimizaría más el umbral de la seguridad.