dreamair

BOMBARDIER ANUNCIA 715 DESPIDS SUPLEMENTARIOS PARA EL PRIMER SEMESTRE DE 2010 AL NO RECIBIR SUFICIENTES PEDIDOS DE NUEVOS AVIONES

Bombardier informa hoy que la situación económica y la de la industria aeronáutica sigue haciendo difícil obtener nuevos pedidos de aviones, en particular para la familia CRJ de las aeronaves. En consecuencia, como ya había indicado anteriormente, Bombardier reducirá su ritmo de producción de CRJ. La revisión de la tasa de producción de la familia de aviones CRJ provocará el despido de unos 715 empleados de las instalaciones de Bombardier Aeroespace en el área de Montreal, a partir de enero de 2010 y se prolongará durante los dos primeros trimestres del próximo año.

Entre los afectados se incluye un pequeño número de trabajadores relacionados con la reducción de la tasa de producción de aviones anfibios Bombardier 415. Los despidos vinculados con esta último ajuste de plantilla costarán a la empresa unos 10 millones de dólares en indemnizaciones. Los 715 despidos anunciados se suman a los 4.360 despidos anunciados previamente para este año en todas las plantas de producción de Bombardier.

 

«No hay suficientes ventas de aviones CRJ previstas para mantener los planes de producción actual», dijo consternado Guy Hachey, Presidente y Jefe de Operaciones de Bombardier Aerospace. «Aunque estamos en conversaciones con varias compañías aéreas, hemos tenido que finalizar el calendario de entrega de nuestro próximo año fiscal. Somos plenamente conscientes del efecto que esta reducción suplementaria de plantilla tendrá entre los trabajadores y sus familias».

 

«Seguimos invirtiendo en los productos actuales y futuros, incluidos los programas de aviones CRJ1000 NextGen, Learjet 85 y CSeries. En septiembre, se comenzó a construir el primer edificio de nuestra nueva planta para los Cseries en Mirabel, que se utilizará para las pruebas en tierra y certificación de las actividades. Más recientemente, se produjo otro hito importante en el programa CSeries, ya que ha comenzado la construcción de nuevas instalaciones para la fabricación y montaje de las alas de los aviones en Belfast, Irlanda del Norte», agregó el Sr. Hachey. Con las inversiones en estos programas de nuevos aviones, Bombardier está actualmente creando más de 500 puestos de trabajo para los programas de ingeniería y apoyo a la producción.

 

Edición: José Fernández