dreamair

El sector aeronáutico de Aragón contrata un 17% más de trabajadores en los dos últimos años

El sector aeronáutico aragonés escapa a la crisis, como bien reflejan sus datos de los dos últimos años: las empresas que integran el Cluster Aeronáutico de Aragón (AERA) han duplicado la facturación relacionada con pedidos específicos del sector, alcanzando los 54 millones de euros, lo que les ha permitido incrementar un 17% el número de empleados.

La aeronáutica es un sector exigente, con grandes barreras de entrada, pero que también alberga grandes oportunidades de negocio tanto para las empresas que actualmente ya trabajan en él como para aquellas que decidan entrar a través de la diversificación de sus actividades.

El sector en Aragón

El sector aeronáutico aragonés da empleo a cerca de un millar de personas. Se caracteriza por estar constituido por un elevado número de pequeñas y medianas empresas industriales, las cuales operan con pocos clientes distintos y cuentan con las certificaciones normativas que exige el sector.

La mayoría de las empresas aragonesas que desarrollan su actividad en el sector direccionan prácticamente toda su actividad a las actividades aeronáuticas, fomentando su especialización, y cuentan con el apoyo de la investigación universitaria y de los centros de innovación y tecnología. En contra juegan las bazas del nivel de inversión en I+D, menor que el promedio del sector, o la elevada presión en los precios por el aumento de la competencia internacional, principalmente de países emergentes.

La empresa tipo aragonesa que opera en el sector aeronáutico coincide con el de una pyme de entre 30 y 40 trabajadores, unos activos de entre 3 y 7 millones de euros y unas ventas de entre 3 y 4 millones de euros.

Nuevas oportunidades

Las previsiones apuntan a que el sector aeronáutico aragonés, que ya registra un importante crecimiento durante los últimos años, contará con un mayor dinamismo hasta al menos 2015 gracias al despegue de las ventas y de la producción en los nuevos aviones A380, A350XWB, A400M y Boeing 787, principalmente, así como por el desarrollo en los segmentos de helicópteros, aviación regional y de negocios.

La diversificación de las actividades de las empresas industriales aragonesas hacia el sector aeronáutico cuenta además con la ventaja de la ubicación geográfica de la comunidad autónoma, próxima al País Vasco, Comunidad de Madrid y Cataluña, y a los principales polos del sector, como Airbus en Madrid y Toulouse, en el sur de Francia, y EADS-CASA en Sevilla y Madrid.

La experiencia previa en el sector de la automoción de la mayoría del tejido industrial de Aragón constituye un buen punto de partida en la diversificación hacia el sector aeronáutico dada la alta complejidad tecnológica y su masivo uso de los recursos de investigación, desarrollo e innovación.