dreamair

EL INSTRUMENTO PRINCIPAL DEL SATÉLITE SMOS EMPIEZA A COBRAR VIDA Y YA TRANSMITE DATOS

El instrumento MIRAS a bordo del satélite SMOS de la Agencia Europea del Espacio (ESA), lanzado el 2-11-09, ya ha sido conectado y está funcionando con normalidad. MIRAS cartografiará la humedad del suelo y la salinidad de los océanos para comprender mejor el papel que juegan estas dos variables en la regulación del ciclo del agua de la Tierra.

«Tras encenderlo, MIRAS y todos sus subsistemas clave están funcionando perfectamente. Los receptores, la fibra ó

ptica y la unidad de correlacionado están en perfectas condiciones», comenta Manuel Martín-Neira, Ingeniero de la ESA responsable del Instrumento Principal de SMOS. «Hemos sido capaces de generar una buena serie de datos de prueba, incluso antes de la calibración en órbita».

MIRAS, acrónimo inglés del Radiómetro de Microondas basado en la Síntesis de Apertura, es un radiómetro en banda-L formado por 69 antenas receptoras montadas sobre tres brazos desplegables, que mide la radiación que emite la Tierra.

Para poder medir con precisión, la diferencia de temperatura entre los distintos receptores tiene que ser menor de +/-3°C, siendo la temperatura óptima de funcionamiento los 22°C. Un sistema de calentadores instalados en el satélite permiten mantener la temperatura dentro del margen necesario.

 

El instrumento MIRAS a bordo del satélite de la ESA SMOS, lanzado a principios de este mes, ya ha sido conectado y está funcionando con normalidad. MIRAS cartografiará la humedad del suelo y la salinidad de los océanos para comprender mejor el papel que juegan estas dos variables en la regulación del ciclo del agua de la Tierra.

 

«Tras encenderlo, MIRAS y todos sus subsistemas clave están funcionando perfectamente. Los receptores, la fibra óptica y la unidad de correlacionado están en perfectas condiciones», comenta Manuel Martín-Neira, Ingeniero de la ESA responsable del Instrumento Principal de SMOS. «Hemos sido capaces de generar una buena serie de datos de prueba, incluso antes de la calibración en órbita».

 

MIRAS, acrónimo inglés del Radiómetro de Microondas basado en la Síntesis de Apertura, es un radiómetro en banda-L formado por 69 antenas receptoras montadas sobre tres brazos desplegables, que mide la radiación que emite la Tierra. Para poder medir con precisión, la diferencia de temperatura entre los distintos receptores tiene que ser menor de +/-3°C, siendo la temperatura óptima de funcionamiento los 22°C. Un sistema de calentadores instalados en el satélite permiten mantener la temperatura dentro del margen necesario.

 

Recibidos los primeros datos de SMOS

Esta imagen representa los primeros datos enviados a Tierra por el instrumento MIRAS embarcado en el satélite SMOS de la ESA. Estos datos forman parte de las primeras pruebas de verificación del funcionamiento del instrumento, que comenzaron el 17-11-09 tras la conexión de MIRAS.

Esta imagen muestra los valores no calibrados de la temperatura de brillo, codificados por colores desde el azul (temperatura baja) al rojo (temperatura alta). Aunque esta imagen de prueba no pueda ser interpretada, demuestra que el instrumento está en perfectas condiciones y que la cadena de recepción y procesado de los datos funciona según lo previsto.

 

El instrumento MIRAS, acrónimo inglés de Radiómetro de Microondas utilizando la Síntesis de Apertura, es un radiómetro en banda-L compuesto por 69 antenas receptoras montadas en una estructura de tres brazos con la forma de una estrella. Su encendido marcó el fin de la crítica fase de lanzamiento y operaciones iniciales de la misión SMOS.

Los ingenieros están evaluando ahora la calidad de los datos recibidos y concentrándose en las tareas de calibración del instrumento. Una vez esté correctamente calibrado, se empezarán a generar los primeros mapas de la humedad del suelo y de la salinidad de los océanos.

 

Edición: José Fernández / Foto: ESA