dreamair

Boeing Phantom Eye, el dron que puede volar durante 4 días

Vuelo de prueba del Phantom Eye / Foto: Boeing

Vuelo de prueba del Phantom Eye / Foto: Boeing

El Boeing Phantom Eye es un dron que puede suponer un nuevo hito en la aviación no tripulada. Este dron es del tipo HALE (High Altitude Long Endurance o Alta Altitud y Larga Autonomía) y gracias a un novedoso sistema de propulsión podría suponer el inicio de tareas de reconocimiento a alta altitud.

Para que nos situemos, este dron es bastante grande. De hecho su tamaño parece el de una avioneta. Su longitud de ala es de 46 metros y para despegar necesita el apoyo de un taxi, un carro motorizado sobre el que se posa y que lo ayuda a acelerar y despegar. Está diseñado para volar a grandes altitudes ya que su altitud máxima puede llegar a ser de 19.812 metros y además, está diseñado para volar durante 4 días ininterrumpidos con una carga máxima de 204 kg. Todo esto se consigue gracias a un novedoso sistema de propulsión desarrollado por Ford y que consta de dos motores de 2,3 litros y 4 cilindros que funcionan con hidrógeno líquido y que el único residuo que emite es agua.

Dado que el Phantom Eye está diseñado para volar durante 4 días, lo que supondría un récord, se abre un nuevo mercado en el campo ISR o Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento. Con esta autonomía podrá desarrollar sin problemas este tipo de tareas y por ello ya se le ha apodado como el Ojo en el Cielo.

Poner en funcionamiento un desarrollo de estas características supone un reto y obliga a muchas sesiones de pruebas. Es por ello que hace pocos días terminaron las pruebas en las Base Edwards de la Fuerza Aérea, en California, para probar por segunda vez su sistema de taxi y en preparación para su segunda prueba de vuelo. En estas pruebas en tierra se alcanzaron velocidades de 74 kilómetros por hora. Estos tests en tierra también se hicieron como preámbulo del primer vuelo, hecho el 4 de Junio de 2012.

Durante ese primer vuelo se consiguió hacer volar el Phantom Eye a una altitud de 1243 metros durante 28 minutos alcanzando una velocidad de 114 km/h. Todo funcionó sin problemas excepto el aterrizaje, en donde el tren de aterrizaje se rompió. En solo dos meses Boeing fue capaz de reforzar ese diseño y para el segundo vuelo se han introducido también mejoras en el software y los sistemas de visión.

Este Phantom Eye es solo uno de los modelos de UAV que están probando en Boeing, ya que también hay una variante militar llamada Phantom Ray, al igual que una versión superior del Phantom Eye capaz, en teoría, de estar 10 días en vuelo con una carga de 900kg.

Publicado en: www.alt1040.com