dreamair

Boeing lanza el 787-10 Dreamliner

Tendrá capacidad para 300/310 pasajeros según configuración

Tendrá capacidad para 300/310 pasajeros según configuración

Boeing anunció ayer en el Salón Aeronáutico de París el lanzamiento del 787-10 Dreamliner, el tercer miembro de la súper-eficiente familia 787. Los compromisos para 102 aviones de cinco clientes en Europa, Asia y América del Norte ofrecen una base sólida para el desarrollo y la producción del último Dreamliner.

Varios clientes se han comprometido con el lanzamiento del 787-10: Air Lease Corporation, con 30 aviones; GE Capital Aviation Services, con 10; International Airlines Group/British Airways, con 12 (sujeto a la aprobación de los accionistas); Singapore Airlines, con 30, y United Airlines, con 20 unidades.

El nuevo 787-10 tiene un alcance máximo de 12.964 km, por lo que cubre más del 90% de las rutas de pasillo doble del mundo. Tandrá capacidad para 300-330 pasajeros, dependiendo de la configuración que elija la aerolínea. El segundo miembro de la familia, el 787-9, se encuentra en la fase de montaje final en Everett, Washington, y su primer vuelo está previsto para finales de este año.

«El 787-10 Dreamliner será el reactor más eficiente de la historia. Su coste operativo no tiene comparación y tiene todas los aspectos especiales de la familia 787 que tanto gustan a los pasajeros», dijo Ray Conner, consejero delegado de Boeing. «El 787-10 será un 25% más eficiente que los actuales aviones de su tamaño y superará en más del 10% a cualquiera que esté ofreciendo la competencia para el futuro».

Boeing ya ha comenzado el diseño del 787-10, y los socios internacionales participarán en el diseño detallado a lo largo de los próximos meses. El montaje final y la prueba de vuelo del 787-10 están previstos para 2017, con la primera entrega prevista para 2018.

El interior único de la familia 787 incorpora tecnologías para mayor comodidad de los pasajeros, incluyendo grandes ventanas regulables; aire más limpio; mayor humedad; mayor presión en cabina; unos compartimentos superiores más amplios; iluminación LED reconfortante y un vuelo más suave. El 787-10 compartirá la calificación de tipo no sólo con el 787-8 y el 787-9, sino también con el popular Boeing 777, proporcionando a las aerolíneas una flexibilidad adicional a la hora de programar los turnos y formar a las tripulaciones de vuelo.