dreamair

Singapore Airlines devolverá a sus dueños cuatro A380 y estos no descartan venderlos por piezas

Singapore Airlines

Singapore Airlines fue el cliente de lanzamiento del Airbus A380. Pero al menos los cuatro primeros aviones que incorporó lo fueron en régimen de alquiler. Pronto, el próximo 25 de octubre, el primero cumplirá la vigencia del contrato, 10 años, y la empresa propietaria se apresta a buscarle nuevo usuario. No será fácil y, por este motivo, desde hace unos días se especula que pueda desmantelar algún A380 y venderlo en piezas de segunda mano.

En esta situación se encuentran cuatro A380 que opera Singapore y que devolverá a los propietarios entre octubre de 2017 y junio de 2018. Uno de ellos, es el fondo alemán Dr Peters, cuyo CEO, Anselm Gehling, ha planteado esta semana en declaraciones que alguno de estos A380 podría acabar siendo desmantelado.

Según informó el pasado lunes la web económica Bloomberg.com, Dr Peters ha mantenido contacto con potenciales clientes, entre ellos una aerolínea de bajo coste asiática a la que se habría ofrecido configurarlo para 700 pasajeros, y British Airways, que continúa evaluando si le interesa incorporar el A380 a su flota de larga distancia. Incluso se habría ofrecido como alternativa al actual Air Force One de EEUU. También se ha barajado la opción de alquilarlo por periodos de dos a cuatro años, para que los potenciales clientes puedan evaluar en un tiempo no excesivamente prolongado si le es rentable utilizarlo.

Singapore Airlines

Pero si ningún cliente se interesa por alquilar o adquirir estos aviones, «nosotros no podemos excluir el desmantelamiento» del avión, dijo Gehling, con lo cual podrían acabar siendo desguazados y vendidos por piezas, a las que se les obtendría un buen rendimiento económico. Los motores, la aviónica, el tren de aterrizaje, el APU y los asientos, serían las partes del avión más codiciadas y serían las primeras piezas de segunda mano en llegar al mercado.

Cuando estos aviones se adquirieron, en el año 2.000, el A380 estaba en fase de desarrollo (realizó en primer vuelo en abril de 2005) y según la citada web cada ejemplar costó unos 250 millones de dólares. El CEO de Dr Peters consideró que vendido por piezas, se pueden obtener un mínimo de 100 millones de dólares por cada avión. Al parecer, en concepto de alquiler a Singapore se han obtenido dos tercios de los 250 millones de dólares, unos 166 millones dólares. Con la venta por piezas, a priori se recuperaría la inversión.

Conviene precisar que el contrato de arriendo estipula que cuando estos aviones se devuelvan al propietario deben ser «devueltos con motores, tren de aterrizaje y unidades de potencia auxiliares como nuevos», según Bloomberg, lo cual hace lucrativo venderlo por piezas.

Señalar, por otra parte, que la firma Doric es propietaria de unos de los cuatro A380, que devolverá Singapore Airlines. la aerolínea que esté interesada en alquilarlo deberá pagar dos millones de dólares al mes, un 40% menos que si se alquilase un A380 nuevo.