dreamair

Despido o contrato discontinuo: el ultimátum de Ryanair en Girona

Aviones de Ryanair en el Aeropuerto de Girona

Ryanair ha puesto a los pilotos de la base de Girona entre la espada y la pared, al ofrecerles mantener la base a cambio de pasar sus contratos indefinidos a fijos discontinuos. La base de Girona pasa así a ser una base estacional, en la que los empleados tendrán un contrato de sólo 9 meses al año, pasando a estar desempleados los tres restantes.

Este acuerdo, que Ryanair ha negociado de manera individual con los pilotos, se ha pactado tras las negociaciones sobre el proceso de despido colectivo que finalizaron sin acuerdo el pasado 14 de noviembre y que SEPLA ya anunció que recurriría. Ryanair ofrece la posibilidad de no cerrar la base de Girona, convirtiéndola en estacional a cambio de que sus empleados, de manera individual, rebajen sus condiciones laborales y pasen tres meses al año en el paro.

«A los pilotos no se nos ha dado alternativa -han manifestado desde la Sección Sindical de SEPLA en Ryanair-. Tras finalizar las conversaciones para el ERE, sólo se nos ha dado la opción de aceptar una rebaja enorme en las condiciones de los pilotos de Girona. Era eso, o el paro».

SEPLA recuerda el inmovilismo de Ryanair en todo el proceso de negociación, en el que ha impuesto en todo momento sus condiciones previstas de antemano, sin ofrecerse a llevar a cabo un diálogo real que supusiera una salida viable para los pilotos de la compañía. “Ryanair ha coaccionado a los pilotos de manera individual sin esperar a la resolución del conflicto por el despido colectivo, que SEPLA recurrirá los próximos días”.

SEPLA recuerda que no existen motivos reales para cerrar las bases de Ryanair en España, máxime cuando sigue siendo la principal operadora en nuestro país y sus beneficios siguen siendo millonarios.