dreamair

ITP obtuvo unas ventas consolidadas de 479 millones en 2009 e invirtió 70 millones en I+D

ITP (Industria de Turbo Propulsores) obtuvo unas ventas consolidadas superiores a los 479 millones de euros en 2009, lo que supuso una reducción del 0,9% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Durante el ejercicio, reforzó su liderazgo nacional como empresa industrial en el ratio inversión en I+D/ventas, con un 14,6%.

Ignacio Mataix, director general de ITP, ha indicado que «pese al entorno de crisis económica internacional y los retrasos en los programas de los grandes aviones comerciales, en cuyos motores participamos, ITP ha contribuido a la consecución de importantes hitos aeronáuticos tanto en el ámbito Civil como de Defensa. En 2009 hemos visto el primer vuelo del helicóptero Tigre con el motor MTR-390-E y del avión de transporte militar A400M, impulsado por el TP400».

 

 

«Asimismo, hemos presenciado el primer vuelo de la estrella aeronáutica de Boeing, el Dreamliner B787, en cuya planta de potencia, Trent 1000, somos responsables de la turbina de baja presión. También ha sido muy relevante tanto la firma del Tranche III del EJ200, que motoriza el Eurofighter Typhoon, como la firma de nuestra participación en la turbina de baja presión del Trent XWB, que motorizará el nuevo Airbus 350XWB».

 

Liderazgo en I+D
Los resultados del grupo ascendieron a 41 millones de euros, lo que supone una bajada del 7% con respecto al mismo concepto en 2008. Ello se debió en gran medida al efecto del incremento de la inversión en I+D que, dentro del modelo contable IFRS (International Financial Reporting Standards), se refleja directamente en la cuenta de resultados. El EBITDA alcanzó los 83,4 millones de euros, frente a los 91,3 millones del año anterior.

 

En 2009, ITP invirtió una cifra total de 70 millones de euros en I+D, lo que supuso un incremento del 29% con respecto al año precedente. De este total, más de 30 millones de euros se destinaron a los desarrollos de los motores XWB y Trent 1000, que impulsarán, a los futuros aviones Airbus 350XWB y Boeing 787, respectivamente.

 

En el ejercicio, ITP y Rolls-Royce firmaron el contrato por el que la primera se convirtió en socio suministrador de la Turbina de Baja Presión (TBP) del Trent XWB, que motorizará la nueva apuesta de doble pasillo de Airbus, lo que le supondrá una facturación de 4.900 millones de euros durante la vida del motor. La firma de este acuerdo consolida a ITP como suministrador clave de turbinas de baja presión para grandes motores civiles de Rolls Royce. La participación en este contrato de RRSP (riesgo-beneficio compartido) supondrá la responsabilidad de ITP en el montaje, diseño y fabricación de la turbina de baja presión.

 

El desarrollo de la turbina de baja presión para el Trent XWB supondrá una inversión de más de 250 millones de euros para ITP, incluyendo inversiones materiales e inmateriales que afectan tanto a las actividades de diseño, como de fabricación y montaje.

 

Áreas de Negocio
Por áreas de negocio, en el ámbito civil, tanto de turbinas aeronáuticas como industriales, las ventas ascendieron a 189 millones de euros, lo que representa un incremento del 4% frente al ejercicio anterior. Ello supone un año de asentamiento de ITP en una situación de mercado afectada por el entorno de crisis económica global, de la que es indicativo el descenso del tráfico aéreo en un 3%.

 

Además de la firma de la turbina de baja para el Trent XWB, se han alcanzado hitos como el primer vuelo del B787 Dreamliner y del nuevo modelo de avión de negocios Gulfstream 250, en cuyas motorizaciones ITP participa.

 

En cuanto al negocio de Defensa, las ventas ascendieron a 188 millones de euros, con un incremento del 8,5% con respecto a 2008. En este ámbito destacó la firma del contrato del “Tranche III” para el suministro de 241 motores EJ200 y el contrato para el soporte en servicio durante 3 años de los primeros 24 aviones Eurofighter Typhoon de Arabia Saudita.

 

Otros hitos relevantes han sido los primeros vuelos del helicóptero de Ataque Tigre español y del avión de transporte militar europeo A400M, en cuyas motorizaciones ITP participa, así como la colaboración en el programa del caza norteamericano Joint Strike Fighter y en la operación de adquisición de los helicópteros multipropósito NH90 por parte del Ministerio de Defensa español.

 

En cambio, el volumen de ventas correspondiente al área de negocio de Soporte en Servicio descendió en un 18% alcanzando la cifra de 100 millones de euros. Ello se debió, fundamentalmente, al recorte presupuestario del 40% del Ministerio de Defensa en estas actividades.

 

Perspectivas 2010
Para ITP, el ejercicio 2010 se presenta como un año de crecimiento moderado en el que todavía existe incertidumbre en torno a la recuperación económica y, por tanto, con respecto a los programas en los que participa.

 

En este sentido, cabe reseñar el incremento de su capacidad productiva con la incorporación efectiva en 2009 de ITP Engines UK Ltd, antes Alstom Aerospace, lo que supone una mayor posibilidad de penetración en el mercado de la aviación de negocios y actividades complementarias tanto en fabricación como en diseño, software aeronáutico y banco de pruebas. La plantilla incorporada en Whetstone y Lincoln suma un total de 150 profesionales al total del Grupo ITP.

 

En 2009 se inició el plan denominado «ITP Global 400» cuyo objetivo es optimizar las plantas productivas de ITP, mejorar la competitividad, reducir los costes e incrementar la eficiencia y la capacitación industrial para asumir la demanda prevista de más de 400 módulos de turbina de baja presión por año a partir de 2013. Este plan supone la revisión de la estrategia global de fabricación de ITP y en especial de la definición de qué elementos tienen que ser producidos por ITP en Zamudio y cuáles en terceros países.

 

Centros de trabajo de bajo coste

ITP seguirá desarrollando aceleradamente la fabricación en centros de bajo coste tanto propios como de terceros. En este sentido, el plan analiza la conveniencia de desarrollar las capacidades de acelerar la fabricación de carcasas, sellos y tuberías en la filial mexicana Industria de Turborreactores (ITR), junto con la necesidad de desarrollar un sistema logístico global que optimice el flujo de materiales desde su aprovisionamiento hasta el cliente.

 

Las filiales del ITP han tenido un comportamiento heterogéneo, siendo las que más han sufrido los retrasos de los programas y la caída del mercado PCB e ITR en el área de mantenimiento. En PCB no se prevé un crecimiento para los próximos tres años de su nivel de actividad por la confluencia de la reducción simultánea de la demanda aeronáutica e industrial.

Grupo ITP
El Grupo ITP, participado por Sener Aeronáutica (53,125%) y Rolls-Royce (46,875%), incluye entre sus actividades las de Diseño, Investigación y Desarrollo, Fabricación y Fundición, Montaje y Pruebas de motores aeronáuticos y turbinas de gas. Es también el servicio oficial de mantenimiento de la mayor parte de los fabricantes de motores existentes actualmente en el mundo. El Grupo ITP cuenta con 17 centros productivos en España, Gran Bretaña, Malta, Estados Unidos y México y una plantilla de 2.650 trabajadores.

 

Noticia relacionada: «ITP desplazará la fabricación de menor valor añadido a centros de bajo coste», en www.deia.com.

 

Edición: José Fernández