Air France opera solo 44 aviones de los 224 que forman su flota

Air France

Ante la crisis de salud sin precedentes que estamos atravesando a causa de la pandemia de Covid-19, Air France ha reducido significativamente su actividad. La compañía opera en la actualidad alrededor del 5% de su programa de vuelo habitual.

De los 224 que aviones que componen la flota de la aerolínea, 180 están estacionados en los aeropuertos de París-Charles de Gaulle, París-Orly y Toulouse Blagnac, donde Air France tiene una base de mantenimiento.

Mientras que muchos aeropuertos están total o parcialmente cerrados, detrás de escena, la actividad continúa. Todos los días, casi 1.000 personas repartidas en los citados aeropuertos vigilan los aviones inmovilizados y mantienen los aviones que continúan proporcionando vuelos de continuidad territorial y sirviendo destinos clave en Europa y en todo el mundo.

Air France también continúa ofreciendo vuelos de repatriación para ciudadanos franceses y europeos, en coordinación con el Ministerio de Europa y Asuntos Exteriores, así como vuelos de carga, en particular desde / hacia China, como parte del puente aéreo para transportar material sanitario.

Vídeo polémico

Ayer se desató una polémica en las redes sociales al aparecer el vídeo de un avión que realizó un vuelo entre Paris y Marsella repleto de pasajeros, sin que los viajeros pudiesen mantener el distanciamiento recomendado por las autoridades sanitarias para evitar contagios.

La aerolínea se descolgó después con un comunicado en el que indicaba que suministrará mascarillas a los pasajeros y aseguraba que la mayoría de sus vuelos se realizan con una ocupación que ronda el 50% con lo cual supuestamente se puede guardar el distanciamiento social.

Air France informó que el aire de la cabina se renueva cada tres minutos por un sistema equipado con filtros idénticos a los utilizados en los quirófanos, «que extraen los virus más pequeños», incluido el coronavirus.

Asimismo, destacó que ha generalizado «procedimientos de desinfección específicos en las cabinas», principalmente mediante la pulverización habitual de un producto que mata los virus.