Aena concentra todos los vuelos en la terminal T1 de Barcelona – El Prat a partir de diciembre

El aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona – El Prat concentrará todos sus vuelos en la Terminal T1 a partir del próximo mes de diciembre con el fin de optimizar la gestión de las operaciones durante la pandemia. Esta medida se debe a la notable reducción de vuelos a causa de la pandemia de Covid-19 y a la menor actividad en la temporada de otoño-invierno, con lo cual se impone la reducción de costes.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Según avanzaron ayer varios medios de comunicación de Barcelona, el traslado de las aerolíneas se iniciará el 19 de noviembre y está previsto que finalice el 1 de diciembre. Las compañías más afectadas por este cambio serán Ryanair, Easyjet y Wizz Air, las tres empresas que operan más vuelos en la Terminal 2. Por tanto, podrá darse el caso que haya pasajeros que despeguen desde la T2 y regresen a Barcelona por la T1. La medida afecta a un total de 49 compañías (clicar aquí para ver el listado completo) entre las que se encuentran Aer Lingus, Transavia o Volotea. 

Esta operación implica la reapertura de los módulos C y E de la T1, hasta ahora inoperativos a raíz del descenso del tráfico aéreo provocado por la pandemia. Una vez completada la reorganización, los módulos A, B y C acogerán los vuelos del espacio Schengen, mientras que los módulos D y E serán por las operaciones fuera del espacio Schengen.

Desde Aena recomiendan que, durante los próximos días, los usuarios consulten la información que les proporciona cada aerolínea y la web del aeropuerto para ver si su vuelo ha sufrido algún cambio.

El cierre de la T2 será el segundo que se lleva a cabo este año. Durante el primer confinamiento a causa de la pandemia, en marzo pasado, ya se cerró la T2, que volvió a abrirse en el mes de julio ante el previsible aumento de vuelos durante el verano. Pero la caída del tráfico a partir de septiembre ha aconsejado volver a cerrar la T2 para reducir los costes de la instalación.