dreamair

Un ATR 42-600 muestra sus capacidades en un aeropuerto chino a más de 3.200 metros de altura

ATR

ATR, el fabricante franco-italiano de aviones turbohélices, completó ayer la exitosa demostración del rendimiento a gran altitud de sus aviones de la serie 42-600 en entornos montañosos difíciles.

Como parte del Demo Tour, el avión viajó a varios aeropuertos en la provincia de Yunnan, al suroeste de China, como Diqing, Lijiang y Kunming. Con una decoración especial con las palabras ‘Mountain Eagle’ (aguila de la montañas ) en mandarín, el avión ganó se hizo merecedor de tal nombre despegando y aterrizando en el aeropuerto de Diqing, situado a 3.277 metros sobre el nivel del mar. Esta altura es la más elevada que ha servido un ATR 42-600, para la cual está totalmente certificado.

ATR

Representantes y pilotos de aerolíneas locales estuvieron a bordo durante la demostración para conocer de primera mano las capacidades operativas y las innovaciones que hacen posible su alto rendimiento.

ATR

Stefano Bortoli, presidente ejecutivo de ATR, estuvo allí para celebrar esta hazaña y dijo: «Una vez en Diqing, el ATR 42-600 estableció un nuevo récord, alcanzando sus mayores altitudes en términos de despegue y aterrizaje. El hecho de que funcione perfectamente desde aeródromos difíciles mientras ofrece los costes operativos más bajos muestra que es la solución moderna ideal para mejorar la conectividad regional de China. Ningún otro avión regional en producción podría servir regularmente a Diqing en el contexto de la aviación general, lo que demuestra su flexibilidad y rendimiento, incluso en climas cálidos y a gran altitud, en un entorno desafiante».

ATR

El rendimiento de altitud del ATR 42-600 se complementa con su nueva suite de aviónica Standard 3. Cuenta con la función RNP-AR 0.3 / 0.3 (Required Navigation Performance; rendimiento de navegación requerido), que proporciona una precisión de guía de 0,3 millas náuticas, lo que permite una navegación más precisa durante el despegue y el aterrizaje, una cierta ventaja operativa para los aeropuertos ubicados en zonas montañosas.

ATR

RNP-AR 0.3 / 0.3 también puede ofrecer trayectorias más cortas, lo que significa menos combustible, mayor carga útil debido a gradientes de ascenso reducidas y una ventaja de altitud de decisión, lo que permite a los pilotos elegir aterrizar a una altitud menor, reduciendo las perturbaciones del vuelo. La aviónica Standard 3 ofrece la opción del Sistema de Visión Sintética de Thales (SVS), que también se presentó a los invitados. Al mostrar imágenes del terreno de una base de datos, la SVS mejora la conciencia situacional del piloto en caso de una visibilidad reducida.

ATR

ATR estima que China necesitará 1.100 aviones turbohélices para atender a sus segmentos en desarrollo de aviación regional (300) y general (800). Los aviones regionales representan actualmente solo el 2% de la flota regional en China, en comparación con un promedio del 25% en todo el mundo. Como resultado, las rutas regionales a menudo son operadas de manera ineficiente por aviones grandes, lo que requiere subsidios significativos para permitir que las aerolíneas se recuperen, mientras que los turbohélices ATR económicos pueden ser la solución ideal.