dreamair

La Agencia Catalana del Consumo sanciona a varias compañías de bajo coste por vulnerar derechos de sus clientes

La Agencia Catalana del Consumo (ACC) ha sancionado las compañías aéreas Vueling Airlines, Clickair, Ryanair, Easy Jet y Transavia Airlines por cometer varias infracciones en materia de consumo. Además de las multas, que ascienden a 149.700 euros, las empresas también tendrán que devolver un total de 4.483 euros a los usuarios afectados por prácticas abusivas y da publicidad a las sanciones impuestas.

Con esta actuación, la ACC quiere garantizar mejor los derechos de los consumidores y evitar que estas prácticas se vuelvan a repetir. El director de la ACC, Jordi Anguera, ha destacado que «por primera vez incorporamos a la sanción el regreso de importes cobrados indebidamente, todo y haciendo uso de una nueva potestad que nos otorga el Código de Consumo de Cataluña, recientemente aprobado, y a la vez, haciendo más eficaz la tarea de la Agencia para corregir los comportamientos incorrectos de las empresas y evitar que estas prácticas se vuelvan a repetir».

 

Vueling Airlines y Clickair (en la actualidad Vueling Airlines) han sido sancionadas con 40.000  y 56.400 euros respectivamente, por incorporar cláusulas abusivas en sus contratos como, por ejemplo, tener activada por defecto la casilla de contratación del seguro de viaje, cuando esta no es obligatoria. Las compañías también prestaban servicios a un precio superior al establecido al cobrar por cada pieza de equipaje facturada y cobraban recargos por el hecho de pagar con tarjeta de crédito o débito. Además, las empresas tendrán que devolver 1.723,50 y 2.093 euros, respectivamente, a los consumidores afectados por haberles cobrado determinadas cantidades de forma indebida.

 

Por su parte, Ryanair ha sido multada con 31.500 euros para cobrar un recargo por el pago con tarjeta de crédito o de débito y por venta a precios superiores a los establecidos y anunciados. Esta empresa tiene que restituir importes indebidamente percibidos por una cuantía de 643 euros.

 

En el caso de Easy Jet, las sanciones se elevan a 17.800 euros y están motivadas por cobrar un recargo por el pago con tarjeta de crédito o de débito y para incluir en los contratos cláusulas que resultan abusivas en el consumidor como la activación por defecto de la casilla de contratación del seguro de viaje y por la prestación de servicios a precio superior al máximo establecido al cobrar por cada pieza de equipaje facturada. La compañía aérea tiene que devolver, además, la cantidad de 23,99 euros en concepto de importes indebidamente percibidos.

 

La sanción de 4.000 euros impuesta a Transavia Airlines es también para incluir en el contrato la activación por defecto de la casilla de contratación del seguro de viaje, que no es obligatoria.

 

Pago con tarjeta

En cuanto al cobro para utilizar tarjeta de crédito, el director del ACC ha señalado: «Las compañías aéreas tienen que habilitar un sistema de pago alternativo que sea gratuito por el consumidor. Si además, quieren cobrar un recargo por el uso de una tarjeta de crédito o débito, este cargo no puede ser superior al que se los cuesta a las empresas disponer de pago por tarjetas».

 

Los expedientes abiertos a estas compañías tienen el origen en 176 denuncias de usuarios afectados presentados a la Agencia Catalana del Consumo después del verano de 2008. La ACC fue la primera administración de consumo del estado español que realizó una campaña de inspección específica a compañías aéreas. Fue en el año 2006 y se inspeccionaron las 29 compañías aéreas que en aquel momento operaban en Cataluña, imponiendo sanciones por un total de 736.700 euros.

Aquella actuación motivó una campaña informativa sobre los derechos de los viajeros que se inició en el año 2008 con la advertencia que la ACC abriría expedientes a aquellas compañías que realizaran cobros indebidos.

 

Edición: José Fernández – Foto: José Ramón Pérez Ebrí