dreamair

Fomento trabaja en un nuevo modelo de gestión que permita poner en valor a Aena

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado hoy que el Ministerio está trabajando, con la participación de todos los agentes implicados, en un nuevo modelo de gestión aeroportuario, que permita ‘poner en valor la organización bajo parámetros de eficiencia y viabilidad, sin perder el referente de un servicio público que da cohesión a los ciudadanos’.

 

Este nuevo modelo, según ha adelantado la ministra, tendrá como objetivos la mejora de la calidad y la accesibilidad de los servicios aeroportuarios prestados a los pasajeros y a los operadores; la garantía del aprovechamiento de la capacidad de navegación aérea, que incide directamente en los índices de puntualidad; la búsqueda de la optimización de las actividades comerciales; y la puesta en valor, mediante un plan de mejora de los ingresos y ajuste de los gastos, al operador aeroportuario.

La ministra ha precisado que, dado su elevado nivel de endeudamiento, AENA debe garantizar que se racionalicen las inversiones, que se acometerán de manera selectiva y persiguiendo el impacto a corto y medio plazo, buscando, sobre todo, la intermodalidad.

En este punto, ha recordado que un elevado número de aeropuertos tienen pérdidas, dado su reducido número de pasajeros y sus altos costes. Por ello, se abordará una reestructuración económico-financiera de los actuales aeropuertos y se reducirá también costes en todo aquello que se pueda sin afectar a la seguridad ni a la operatividad ni a la calidad del servicio.

Junto a ello, se definirá con las CCAA la mejor coordinación entre el transporte aéreo y el acceso a las ciudades y se impulsará el liderazgo mundial de AENA en la gestión aeroportuaria, a través de su internacionalización y de su mayor generación de ingresos.

Spanair

Tras recordar la reciente suspensión de operaciones de la compañía Spanair, la titular Fomento ha destacado la necesidad de plantear algunas medidas que permitan afrontar posibles situaciones futuras como las que se han vivido en estos días.

Así, se adoptarán las medidas normativas y operativas que permitan dotar a la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) de las capacidades necesarias para ejercer una efectiva supervisión de las compañías aéreas al inicio de la actividad y, sobre todo, a la suspensión de la misma.

Asimismo, se establecerá un procedimiento obligatorio para las compañías que se vean obligadas a suspender su actividad por motivos empresariales, de manera que los derechos de los usuarios no queden subordinados a los intereses de éstas.