dreamair

Aena pone en servicio 33 coches eléctricos en cuatro aeropuertos

El secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas y el presidente de Aena Aeropuertos, Juan Lema, han presentado hoy en el Aeropuerto de Madrid-Barajas la primera flota de vehículos eléctricos puesta en servicio por Aena Aeropuertos.

Se trata de 33 vehículos (coches y furgonetas) que se destinarán a los aeropuertos de Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca y Lanzarote y que suponen la mayor flota de coches eléctricos utilizada por un gestor aeroportuario en Europa.


La medida está incluida en el Plan de Ahorro, Eficiencia Energética y Reducción de Emisiones, en el Transporte y la Vivienda presentada el 6 de abril de 2011 en el Congreso por el ministro de Fomento y está alineada con las propuestas del Libro Blanco de Transportes de la Comisión Europea para potenciar la utilización del coche eléctrico. En este caso, la utilización de los 33 vehículos favorecerá la disminución de gases contaminantes, puesto que anualmente se reducirá en 13.200 kilos las emisiones de CO2, y supondrá un ahorro económico de 13.000 euros/año.

Aena Aeropuertos ha destinado más de un millón de euros a la adquisición de estos 33 vehículos en la modalidad de renting a 3 años. Los vehículos han sido suministrados por la empresa Northgate a través de concurso público, por un importe de 1.086.000 euros, y se distribuirán de la siguiente manera: – Aeropuerto de Madrid-Barajas: 10 coches – Aeropuerto de Barcelona-El Prat: 10 coches. – Aeropuerto de Palma de Mallorca: 8 coches. – Aeropuerto de Lanzarote: 5 coches.

Lado aire

Estos vehículos se utilizarán para dar servicio a los aeropuertos en las actividades realizadas en el “lado aire” por los departamentos de operaciones, medio ambiente e ingeniería, entre otros. Con esta primera flota, Aena Aeropuertos analizará la viabilidad de sustituir por coches eléctricos la totalidad de los vehículos convencionales que utiliza en la actividad aeroportuaria, más de 4.000, y extender su utilización también a las actividades realizadas por otras empresas que operan en los aeropuertos como compañías aéreas o de handling.

Por esa razón, la Dirección de Medio Ambiente de Aena conjuntamente con la Dirección de cada aeropuerto supervisará la correcta implantación y funcionamiento de los coches suministrados. Si los resultados del proyecto que hoy se ha presentado son satisfactorios la casi totalidad de los vehículos que operan en los aeropuertos serán eléctricos en un plazo de entre 5 y 10 años.

Los automóviles usarán energía eléctrica como única fuente de energía aplicable a su sistema motriz, además de contar con baterías de acumulación electroquímica desde las cuales gestionarán el suministro energético a la totalidad de sistemas del vehículo. El suministro de energía eléctrica a los coches se realizará mediante una infraestructura de recarga especialmente diseñada para ello.

En este sentido, se instalarán 53 puntos de recarga suministrados por Endesa, de los cuales 18 estarán ubicados en Madrid-Barajas; 15 en Barcelona-El Prat; 10 en Palma de Mallorca y 8 en Lanzarote. Los automóviles serán cargados en las horas valle o nocturnas, cuando el aeropuerto tenga menos demanda de energía eléctrica, para que la afectación a la instalación eléctrica ya existente sea mínima. La puesta en servicio de esta flota de vehículos eléctricos se realiza después de las pruebas piloto de corta duración llevadas a cabo en 2010 en los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, que mostraron resultados esperanzadores para ser utilizados en el ámbito de la actividad aeroportuaria.

Plan de ahorro y eficiencia energética

El despliegue de la nueva flota de Aena Aeropuertos es una de las 100 medidas operativas contenidas en el Plan de ahorro, eficiencia energética y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, presentado por el ministro de Fomento, José Blanco, el pasado mes de abril. El Plan supone un ahorro bruto de 11.479 millones de euros hasta 2020 y evitará la emisión de 36,43 millones de toneladas de gases de efecto invernadero.

En el sector aéreo, el Plan prevé el ahorro de 272 millones de euros y de 3,221 millones de toneladas de CO2. Junto a los vehículos presentados hoy, el documento prevé la generalización del aterrizaje continuo, el proyecto “aeropuerto verde” o el uso de rutas más directas y basadas en la navegación por satélite, como reformas para lograr los objetivos.

Edición: José Fernández – Fotos: Aena Aeropuertos