dreamair

CSIF pide la dimisión del presidente de AENA porque su gestión ‘economicista’ genera conflictividad laboral

José Manuel Vargas, presidente de AENA-ENAIRE

El Sindicato CSIF AENA-ENAIRE solicita al Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, y al Secretario de Estado de Infraestructuras y presidente de ENAIRE (dueña del 51% de AENA) D. Julio Gómez-Pomar el cese inmediato de José Manuel Vargas Gómez, prsidente de AENA, por la desastrosa gestión que realiza, pues únicamente está preocupado por los resultados económicos y no por el servicio público que esta empresa debe dar a toda la sociedad española.

La huelga del personal de EULEN estas semanas en Barcelona no es el primer problema que ha tenido que enfrentar AENA en los últimos meses. Chaquetas Verdes, Limpieza de varios aeropuertos también se han visto afectados por conflictos que se generan por la gestión absolutamente economicista del presidente Vargas.

Para el presidente de AENA prima más el interes de los fondos de inversión, que son dueños de una parte de AENA, que del servicio público y el sector turístico que tanto empleo crea en España.

Ahora que se habla del término “turismofobia” pensamos que es plenamente aplicable a la figura de este presidente cuyo modelo liberal está totalmente amortizado y su gestión es un verdadero peligro para el turismo.

Atornillar las contratas, como decía hace unos días fuentes del sector, no es el camino sino sacar pliegos y contratos que respeten la subrogación de los trabajadores (cosa que omite AENA interesadamente) y derechos de los convenios colectivos. Las licitaciones no pueden ser contratando servicios, sino con plantillas mínimas y con el monto adecuado a los costes de lo contratado.

Además de todo esto, la gestión del presidente Varga ha sido muy polémica y CSIF considera que debe abrirse una Comisión de Investigación en el Congreso de los Diputados. La valoración de la empresa desde los 58 euros por acción  los ya en más de 160 euros ha hecho perder al patrimonio público miles de millones. La privatización del 49% supuso una recaudación para el Estado de 4.263 millones. Si entonces el valor de las acciones estaba 58 €, ahora el precio del título se sitúa en 164, lo que supondría una capitalización de 24.600 millones. Es decir, la hacienda pública ha perdido de facto 7.791 millones.

En relación a la plantilla de AENA-ENAIRE, están convocadas 25 jornadas de huelga por los sindicatos del Grupo de Empresas AENA en septiembre, por la cerrazón de la empresa a un aumento y mejora en las condiciones de una plantilla mientras regala miles de millones al capital privado.

Según CSIF en AENA, Gómez-Pomar, Presidente de ENAIRE, propietaria del 51% de las acciones, tiene la obligación, como accionista mayoritario de cesar de inmediato de su cargo a José Manuel Vargas, para así poder iniciar un proceso de mejora de la empresa.