dreamair

El Aeropuerto FGL Granada-Jaén realiza un simulacro de accidente aéreo

Aena

Aena

El Aeropuerto Federico García Lorca (FGL) Granada-Jaén realizó ayer un simulacro de accidente aéreo, con el objeto de evaluar los procedimientos establecidos en su Plan de Autoprotección, así como de poner a prueba la capacidad de respuesta de los diferentes colectivos que participarían en la resolución de una emergencia de este tipo.

Dicho plan se mantiene actualizado mediante la celebración, cada dos años, de simulacros generales de emergencia aérea, pero también de simulacros periódicos parciales. El ejercicio de ayer se enmarca en el primero de los dos grupos, aunque todos persiguen el mismo fin: analizar los tiempos de reacción de los colectivos (internos y externos) implicados y optimizar la coordinación entre ellos.

Desarrollo del simulacro

El guión del simulacro ha tenido como protagonista un avión con mercancías peligrosas en la bodega que, debido a un fallo en el tren de aterrizaje, se sale de la pista al tomar tierra y se incendia. Entre el pasaje, compuesto por 22 personas (tres de ellas, miembros de la tripulación), se registran un fallecido, cuatro heridos graves y 17 heridos leves o ilesos.

Aena

Aena

Nada más presenciar el suceso, la torre de control alerta al Servicio de Extinción de Incendios (SEI) del aeropuerto y al Centro de Coordinación Aeroportuaria (Cecoa), que activa el Plan de Autoprotección, declarando la alarma general y llamando al 112 para solicitar su colaboración.

En el momento en que reciben el aviso, los bomberos se dirigen al lugar del accidente, con el objeto de controlar el incendio en el área crítica, acceder a la cabina del avión, extinguir las llamas en su interior, ventilarla y rescatar a los ocupantes que no pudieran salir de ella por su propio pie.

Una vez culminada la evacuación del avión, los efectivos sanitarios han procedido a clasificar a los heridos, con el fin de determinar la urgencia que requería la atención médica para cada uno de ellos.

Así, los heridos graves han sido trasladados en ambulancia a un centro hospitalario, mientras que los pasajeros ilesos o con heridas leves han recibido cuidados sanitarios y atención psicológica en una sala habilitada a tal efecto en el mismo aeropuerto. También se ha activado una sala para los familiares de las víctimas.

Colectivos participantes

La realización de este simulacro ha sido posible gracias a la participación de más de 100 personas de diferentes colectivos, tanto de Aena como de organismos externos.

En cuanto a los medios internos, han intervenido los bomberos del SEI (Servicio de Extinción de Incendios), Cecoa, señaleros, personal de Servicios Aeroportuarios, personal sanitario y otros empleados de Aena, además de la torre de control, vigilantes, compañías aéreas y de handling, oficina meteorológica y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado presentes en el aeropuerto.

Respecto a los externos, han participado la Policía Local de Granada, Chauchina y Santa Fe; los bomberos del Ayuntamiento de Granada; Emergencias 112 de Granada; la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061); el Distrito Sanitario Granada Metropolitano; el ERIE (Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias) sanitario de la Cruz Roja; la Guardia Civil; el Cuerpo Nacional de Policía; voluntarios de Protección Civil de Granada, y el Instituto de Medicina Legal y la Policía Judicial de Santa Fe.

Destacada ha sido también la colaboración de la Facultad de Ciencias de la Salud y de la Base Aérea de Armilla, que han contribuido con cerca de 50 figurantes para el accidente simulado, así como del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Oriental y del ERIE psicosocial de la Cruz Roja, que ha aportado voluntarios especializados en catástrofes.

El ejercicio de hoy se ha desarrollado coincidiendo con un momento de baja actividad, por lo que no ha afectado a la operativa y el funcionamiento habituales del aeródromo.