dreamair

El Aeropuerto de Gran Canaria realizó una prueba general de puesta en servicio de la ampliación del Edificio Terminal

Imagen de la zona de factuaración, ayer durante las pruebas / Foto: Aen

Imagen de la zona de factuaración, ayer durante las pruebas / Foto: Aena

El Aeropuerto de Gran Canaria realizó ayer una prueba general de explotación de la segunda fase de ampliación del Edificio Terminal, situdo al norte de las instalaciones actuales. Sirvió para comprobar el desarrollo de los procesos completos de tratamiento de pasajeros y equipajes de vuelos ficticios, tanto en salidas como en llegadas. En las pruebas intervinieron 270 figurantes que llevaban un total de 540 equipajes.

Los días 1, 2, 3, 7, 8 y 9 de julio también se realizaron nueve pruebas básicas de explotación en cada uno de los procesos y sistemas, en los que se comprobó el correcto funcionamiento en facturación, embarque, tratamiento e inspección de equipajes, controles de pasaporte, filtros de
seguridad, transporte electromecánico, seguridad aeroportuaria, señalización, sistema eléctrico de baja tensión y sistema de protección contra incendios, simulando condiciones normales de funcionamiento del edificio.

Paralelamente a estas pruebas, desde el 16 de junio se han estado llevando a cabo unas jornadas de familiarización destinadas a los trabajadores que van a desarrollar su actividad en las nuevas instalaciones; agentes de handling, trabajadores de compañías aéreas, concesionarios comerciales, empresas mantenedoras, miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado y personal de Aena, entre otros.

Las jornadas, divididas en 80 sesiones, han contado con la participación de cerca de 1.000 personas. La apertura de esta ampliación norte pone a disposición de los usuarios una nueva sala de facturación que estará destinada a los vuelos de las compañías Binter Canarias y Canaryfly, nuevas zonas de embarque, nuevos filtros de seguridad, zonas comerciales, sala de recogida de equipajes y un nuevo patio para su clasificación e inspección.

También incluye la nueva zona logística del Terminal del Aeropuerto, con muelles de descarga para vehículos de suministro de mercancías, con sus correspondientes filtros de seguridad y almacenes, así como dependencias para el tratamiento de residuos.

La puesta en marcha de estas instalaciones será el próximo día 15 de julio, junto con la de un nuevo aparcamiento de cuatro plantas, que cuenta con una superficie de 21.900 m2 y capacidad para 741 plazas, y la ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves, con 23.000 m2 más de plataforma de hormigón y 9.000 m2 de viales de asfalto.

De este modo, se pone de manifiesto que las obras de ampliación del Edificio Terminal y de mejora de la infraestructura del Aeropuerto de Gran Canaria continúan avanzando a buen ritmo tras la puesta en servicio en 2013 de la ampliación sur de la zona de embarque, la nueva sala de llegadas internacional y el nuevo control de seguridad.

Objetivo de las obras

Las obras de ampliación del Aeropuerto de Gran Canaria cuentan con una inversión de más de 200 millones de euros, de los que 170 millones se destinan a la ampliación del Edificio Terminal y la plataforma. Se trata de la inversión más importante que se está realizando actualmente en la red aeroportuaria de Aena.

El objetivo de la ampliación del terminal es, ante todo, mejorar la calidad de servicio que se presta a los pasajeros y a las compañías aéreas, además de incrementar la oferta comercial del Aeropuerto. Con estas obras aumentará la superficie del edificio en 68.000 m2, pasando de los 105.000 originales a 173.000, remodelándose además parte del terminal actual.