dreamair

El general Francisco J. García Arnáiz dice que los militares reducirán horas de entrenamiento

Francisco Javier García Arnáiz

El general del aire, Francisco Javier García Arnáiz, Jefe de Estado Mayor del Aire (JEMA), explica en una entrevista en la publicación estatal «Revista Española de la Defensa» que los pilotos militares españoles reducirán sus horas de vuelos de entrenamieto si nque la seguridad quede comprometida. También, anuncia los aviones que se darán de baja.

—¿Qué medidas de ahorro se van a aplicar en 2013?

—Algunas tienen relación con el mantenimiento: en los últimos años había una tendencia a externalizar servicios y nuestras maestranzas aéreas se habían concentrado en unos determinados sistemas de armas. Tenemos que volver a potenciar capacidades orgánicas de mantenimiento que habíamos externalizado.

También vamos a reducir el número de horas que dedicamos al entrenamiento de las tripulaciones, siempre dentro de los márgenes de seguridad y manteniendo concentrada la máxima operatividad.

Lo que se va a hacer es formar operativamente a un grupo muy importante de pilotos. Los demás recibirán una formación que les permita adquirir la operatividad en poco tiempo, si fuera necesario; en otras palabras, van a recibir el entrenamiento inicial, pero no van a mantener la capacidad operativa.

En condiciones normales, para entrenar a todos los pilotos disponibles, se necesitarían unas 100.000 horas de vuelo. Este año haremos alrededor de 65.000.

—¿Se va a reducir también el número de aviones en servicio?

—Lo que queremos es ir acabando con la diversidad de flotas aéreas. Ahora mismo tenemos varios tipos de aviones que realizan las misma función, entonces vamos a concentrarnos en aquél que lo hace más eficientemente.

Este año hemos previsto eliminar tres sistemas para los que hemos encontrado sustituto: en la función de vigilancia marítima ya disponemos del C-235 VIGMA (D4), el último lo hemos recibido el pasado mes de diciembre. Cuando esté totalmente operativo daremos de baja el Aviocar (D3) y el Fokker (D2) que cumplen la misma función.

Del mismo modo, una vez que el EF-2000 alcance la capacidad operativa inicial en Albacete, daremos de baja el Mirage F1. Hay otros sistemas de armas que necesitan ser sustituidos, pero estamos demorando nuestro plan de inversiones, lo cual provocará un retraso en todo el proceso.

—¿Esa demora afecta a la renovación de los aviones de transporte?

—La flota de transporte se ha visto afectada por el retraso en el programa del A400M y el envejecimiento de algunos aviones en servicio. El B707 es un gran avión de transporte pero ya tiene muchos años y tenemos que sustituirlo. Los aviones de su tipo son muy caros, pero el 707 también es muy caro de mantener; es preferible comprar uno nuevo para ahorrar en el futuro. Lo mismo sucede con la flota de transporte estratégico.

El C-130 Hércules debía terminar su vida operativa en 2015 ó 2016, pero el primer A400M no lo vamos a recibir hasta 2016, con lo cual tenemos que extender la vida del C-130. El problema es que tenemos que mantener en servicio sistemas de armas cuyo sostenimiento es difícil porque son viejos, y las piezas son caras porque están fuera del mercado.