dreamair

La CIAIAC contabilizó 35 accidentes e incidentes de aviación en 2015 que ocasionaron nueve muertos

Los fallecimientos se produjeron en aeronaves de aviación general

Foto: Bomberos de la Generalitat de Catalunya

Foto: Bomberos de la Generalitat de Catalunya

La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Comercial (CIAIAC) contabilizó 35 accidentes e incidentes de aviación en 2015, en los que se vieron implicadas 42 aeronaves y que se saldaron con nueve muertos. En esta estadística no figuran los siniestros de aeronaves militares ni ultraligeras.

En lo que se refieren a personas, se vieron involucradas 1.380 individuos, siendo la gran mayoría pasajeros de aviones comerciales y tripulantes, que resultaron ilesos. Los siniestros de mayor importancia afectaron casi en su totalidad a aeronaves de aviación general, como aviones monomotor de cuatro plazas, helicópteros, planeadores, un motovelero y dos globos aerostáticos.

Cinco accidentes (tres avionetas, un helicóptero y un globo aerostático) se saldaron con la muerte de nueve personas. Siete fallecimientos se produjeron en aviones privados y los restantes en un helicóptero y un globo aerostático.

Además, en total se contabilizaron 10 heridos graves y al menos 15 leves. De un incidente, protagonizado por dos avionetas y fechado el 9 de noviembre de 2015, la CIAIAC no ofrece ningún tipo de información, a excepción dela fecha, lugar y matrícula de dos avionetas.

La CIAIAC no ha incluido en la relación de accidentes el que sufrió un helicóptero en Málaga el 27 de enero de 2015. El aparato, que transportaba casi una tonelada de droga procedente de África, se estrelló falleciendo los dos ocupantes del aparato.

La CIAIAC ha concluido los informes de siete incidentes, estando los restantes en fase de redacción pero con información provisional que permite conocer el alcance de cada caso.

Incidente al simular una parada de motor

Uno de los percances que cuenta con el informe definitivo es el sorprendente incidente que sufrió el avión Cessna 172 RG de una escuela de pilotos, matrícula EC-HYT, cuando un instructor y un aspirante a piloto realizaban un vuelo de prácticas el 23 de febrero de 2015. Ambos resultaron ilesos pero se rozó la tragedia.

Se explica en el informe que «durante el vuelo realizaron una simulación de parada de motor e hicieron una aproximación a un campo situado entre los municipios de Villamanta y Villanueva de Perales, volando con rumbo sur y desplegando el tren de aterrizaje».

incidente_2015

«Cuando estaban a 50 ft de altura vieron frente a ellos una línea eléctrica de alta tensión que se extendía de este a oeste y pasaron por debajo. Al atravesarla sufrieron la descarga de un arco eléctrico de alta intensidad que entró por la punta del plano izquierdo y salió por la zona donde se aloja la rueda derecha del tren principal, el cual quedó dañado».

«Regresaron al aeropuerto de partida con el tren replegado y durante la aproximación comunicaron la emergencia y fueron autorizados a pasar entre la torre y la pista 10 para que les confirmaran si la rueda derecha estaba en su posición normal. Desde la torre les informaron que la pata no estaba en la posición correcta y fueron autorizados a tomar tierra por la pista 28».

«En la fase final de carrera de aterrizaje el avión se inclinó sobre el lado derecho y apoyó la punta del plano y el estabilizador horizontal del mismo lado, en el asfalto, lo que le hizo rotar hasta quedar finalmente detenido transversalmente a la pista. Los ocupantes resultaron ilesos y abandonaron la aeronave por sus propios medios».

El informe incluye al final cuatro recomendaciones dirigidas a la escuela de pilotos, de las que tres son propuestas de mejora del manual de operaciones de la escuela de pilotos.

Dos helicópteros

Otro susto aconteció el 23 de agosto de 2015, «en las proximidades de un incendio en la zona de Calasparra (Murcia) cuando un helicóptero Bell 212 y un helicóptero Kamov KA-32A11BC realizaban labores de lucha contra incendios».

«El Kamov KA-32A11BC estaba en tierra en el momento que el Bell 212, que llevaba a bordo una brigada para dejar en el incendio, inició la aproximación. El Kamov KA-32A11BC inició el despegue para regresar a base. El Bell 212 realizó una maniobra evasiva para evitar la colisión de ambos helicópteros. Ninguna de las aeronaves ni de los ocupantes sufrió daño alguno», indica la CIAIAC en la información provisional del suceso.

Accidentes de aviones militares

2015 ha sido un año trágico para la aviación militar europea, pues dos graves accidentes han ocurrido en nuestro país. El primero de ellos se produjo el 26 de enero cuando un F-16 de la Fuerza Aérea de Grecia se estrelló al despegar en la plataforma de la base aérea de Los Llanos (Albacete). En ese momento había un amplio grupo de pilotos y mecánicos de varios países en la zona donde cayó el F-16 ya que participaban en unos ejercicios. Fallecieron 11 personas, de los que ocho eran franceses, y hubo 13 heridos.

Posteriormente, el pasado 9 de mayo se estrelló en Sevilla un Airbus A400M pocos minutos después de despegar, cuando realizaba el primer vuelo. Fallecieron cuatro personas y otras dos resultaron heridas.