dreamair

Carbures construirá una nueva fabrica en Getafe dedicada a materiales compuestos para aviones

Carbures

Carbures construirá una nueva fábrica en Getafe, Madrid, con la que duplicará la capacidad de producción de su actual fábrica de Illescas. La compañía, referente europeo en la fabricación de piezas de avión en materiales compuestos, abrirá la nueva industria en 2019.

Tendrá 11.000 m2 sobre una superficie total de 17.000 m2, estará situada en Getafe, próxima a Airbus. La nueva planta de Getafe asumirá la producción de la planta actual de Illescas (Toledo), que tiene 4.563 metros cuadrados de superficie productiva, y tendrá capacidad tecnológica e industrial para duplicarla. Así, Carbures será así una compañía más competitiva y reducirá sus costes de producción.

La división Aerospace & Defense de la Compañía cerró la primera mitad de 2017 con unos resultados positivos de fabricación ya que tuvo unos ingresos de 37,9 millones de euros a cierre de 2016.

Cuando esté operativa la fábrica dará empleo a 250 personas y fabricará miles de piezas de avión en materiales compuestos cada año. De hecho, su capacidad industrial duplicará a su fábrica actual de Illescas, Toledo, que funciona a pleno rendimiento.

Por cada kilo de peso que reduce un avión, se ahorran unos 1.500 litros de combustible al año. Este es un factor clave que hace que las aerolíneas y los fabricantes de aviones incrementen el porcentaje de piezas de composite que montan en las aeronaves. Si hace unos 15 años, los aviones llevaban entre un 10 y un 15 por ciento de piezas en composite, el porcentaje se ha incrementado ahora por encima del 50 por ciento. La tendencia sigue cogiendo altura.

Eso tuvo su reflejo directo en los procesos de fabricación de Carbures, que, en 2016, batió su récord de fabricación de piezas de avión con 45.695 unidades (frente a las 39.322 piezas del año anterior).

Carbures

El inicio de las obras de adecuación de la nueva planta de Getafe está previsto para este mismo año: las obras tendrán un plazo de ejecución de alrededor de 17 meses. Carbures cuenta con el apoyo financiero del Ministerio de Industria en forma de créditos blandos para la ejecución de la obra.

La nueva planta de Carbures incorporará tecnología nueva que le permitirá cerrar ciclos industriales de pintura, acabado y montaje, con lo que podrá ofrecer un servicio de calidad más amplio y completo para sus clientes (grandes fabricantes de aviones y Tier 1 aeronáuticos) en la fabricación de las piezas de avión en composites.

Para ello, dispondrá de una zona de pintura de 576 metros cuadrados y de una sala destinada al montaje de estructuras con una extensión de 795 metros cuadrados.

Carbures

De esta forma, Carbures no sólo amplía su catálogo de servicios, con acceso a nuevos programas o, incluso, a nuevos clientes, sino que pasará a tener el control completo de los procesos productivos –desde la ingeniería de las piezas hasta el montaje final de estructuras mayores–, lo que le otorga una mayor autonomía en la producción. Además, la Compañía conseguirá una reducción de costes hasta en un 10 por ciento. Este es un paso más en la estrategia que Carbures está siguiendo en los últimos años por el cual elimina elementos innecesarios, lo que se traduce en resultados positivos.

De los 17.000 m2 de superficie total de la planta, 10.253 están destinados a actividad fabril y un millar a oficinas. El resto lo ocupan otros servicios para empleados y clientes, como un aparcamiento.

El traslado de Carbures de Illescas (Toledo) a Getafe (Madrid) viene determinado tanto por la limitación de crecimiento de la planta toledana, debida a sus características físicas, como por la cercanía que existirá con los cuarteles generales de Airbus Operations en Getafe.