dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

La Fundación Aena premia a la escuela Can Massallera en la primera edición del «Reto Aeropuertos Verdes» en Barcelona-El Prat

Foto: Aena Aeropuertos

La escuela Can Massallera de Sant Boi de Llobregat ha sido la ganadora de la primera edición del «Reto Aeropuertos Verdes», en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, promovido por la Fundación Aena. El proyecto premiado, titulado «¿Cómo podemos evitar los accidentes aéreos producidos por las aves?», se centra en reducir el impacto de aves en las aeronaves, presentando originales propuestas, como insertar en los aviones un sistema de alarma que las aleje de las zonas más problemáticas.

 

El aeropuerto de Barcelona-El Prat está ubicado entre dos reservas naturales, por lo que está especialmente sensibilizado en temas de protección medioambiental. Con este proyecto, los alumnos han conocido de primera mano la importancia de las infraestructuras aeroportuarias en la sociedad y su destacado papel en la protección del medioambiente.

El acto de clausura ha consistido en la entrega de diplomas al grupo ganador y ha contado con la presencia de la directora gerente de la Fundación Aena, Teresa Díaz-Caneja y la directora del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, Sonia Corrochano. Después del acto, los alumnos se han dirigido a la zona de pistas y han visitado el interior de un avión. Próximamente realizarán una visita al servicio de control de fauna.

Foto: Aena Aeropuertos

En el proyecto «Reto Aeropuertos Verdes», han participado un total de 820 alumnos, procedentes de los 9 centros escolares Betània, Torre Barona, Fundació Llor, Academia Cultura, Can Massallera, Parellada, Josep María Folch i Torres, Teide y Rafael Casanova, todos ellos de municipios cercanos al Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Los alumnos de la Escuela Can Massallera proponen en su proyecto originales soluciones para evitar los problemas que puedan surgir entre el aeropuerto y la fauna que lo rodea, como utilizar más halcones u otras aves de presa o introducir, tanto en los aviones como en el aeropuerto, algún sistema de alarma que aleje a las aves de las zonas conflictivas.

Los aeropuertos de Madrid-Barajas, Gran Canaria, Málaga-Costa del Sol y Santiago también han participado en este proyecto, que arrancó en el mes de octubre con más de 150 talleres en los que han participado 3.500 escolares de más de 30 centros educativos públicos. Los participantes aprendieron, en cada uno de los aeropuertos, a ejecutar un aterrizaje verde (sistema que desde 2010 reduce en todos los aeropuertos españoles el impacto medioambiental y acústico) mediante una simulación en colaboración con LEGO® Education.

Y conocieron, mediante visitas guiadas por el Aeropuerto, todos los detalles sobre los sistemas de eficiencia energética y de aprovechamiento de la luz natural, el proceso de tratamiento de residuos, la utilización de vehículos eléctricos o el empleo de materiales de construcción ecológicos como el bambú.