dreamair

Juicio contra Air Mediterranée por negarse a llevar 21 sordos de Marsella a Turquía

La semana pasada se celebró en un tribunal de Marsella un juicio instado por un grupo de 21 personas sordas o con deficiencias auditivas que el pasado mes de septiembre fueron desembarcados de un avión de Air Mediterranée cuando se disponían a volar a Bodrum (Turquía). Los demandantes iban acompañados por un guía que no era sordo. Los afectados reclaman que la compañía y la agencia de viajes Castellane Voyages indemnicen conjuntamente a cada individuo con 25.000 euros por daños morales y que, además, les devuelvan los 830 euros que pagaron por el viaje, lo cual aún no se ha producido, pues rechazaron la oferta de viajar por carretera a Lyon y coger allí otro vuelo.

 

Según han informado el diario La Provence y la web aeronáutica Air-Journal, los sordos recibieron su tarjeta de embarque y pasaron los controles de seguridad. Ya estaban dentro del avión cuando el comandante les instó a bajar del avión, alegando motivos de seguridad. Se escudó en que según la normativa de seguridad que se aplica a las personas con discapacidades o movilidad reducida, debía de haber en el avión dos auxiliares de vuelo por cada 15 discapacitados. Ese fue el argumento que esgrimió en el juicio el abogado de la aerolínea para exculparla.

En cambio, el letrado de los sordos argumentó que sus clientes no son discapacitados pues tienen plena autonomía de movimientos y saben leer, con lo cual pudieron informarse de las cuestiones de seguridad en caso de evacuación mediante la lectura del folleto que se deposita en cada asiento. La sentencia debe emitirse el próximo 4 de junio a más tardar.