dreamair

Durante el primer semestre del año se han vendido 1.100 aviones para la aviación general en todo el mundo

El sector está en fase de recuperación

Foto: Archivo AeroTendencias.com

Foto: Archivo AeroTendencias.com

La General Aviation Manufacturers Association (GAMA), que agrupa a la mayoría de fabricantes de aviones para la aviación general, ha divulgado las ventas realizadas durante el primer semestre del año, que muestran un líneas ascendente, tal y como ya se produjo durante el primer trimestre del 2014. Según GAMA, se han vendido en total 1.100 aviones, un 4,8% más que durante el mismo periodo de 2013.

En consencuencia, el volumen de negocio también se ha incrementado, alcanzando los 10.900 millones de dólares, un 4,5% más que en 2013.

Aviones del fabricante italiano Tecnam

Aviones del fabricante italiano Tecnam

Las entregas de aviones con motor de pistón han sido 520 (+4%), mientras que los aparatos turbohélices han experimentado un ligero descenso, pues se vendieron 272 unidaders (-1,6%). Por último, los jets de negocios son los que han tenido un mayor aumento: se pusieron en vuelo 318, un 12,4% más que en el primer semestre de 2013, cuando se entregaron 283 jets.

Por lo que se refiere a las entregas de helicópteros, se han contabilizado 409 ventas, tanto de aparatos con motor de pistón como turbohélices, que han supuesto un volumen de negocio de 1.200 millones de dólares.

Las cifras de ventas de helicópteros son novedosas, pues hasta ahora GAMA solo registraba las ventas de aviones. Según informa en su web, hace años facilitaba cifras de ventas de helicópteros, pero dejó de divulgarlas.

Avión Piper

Avión Piper

Pete Bunce, presidente de GAMA, manifestó durante el Air Venture, celebrado en Oshkosh (EEUU) la última semana de julio, que «las entregas de los turbohélices se mantienen estables, pero las cifras de los aviones de pistón son alentadoras, mientras que el segmento de los jets de negocios infunde optimismo a la industria del sector y auguran un crecimiento global de la aviación general. Aquí, en Oshkosh, el entusiasmo hacia la industria de la avioneta es claramente palpable».

Sin embargo, Bunce indicó que «todavía hay una gran cantidad de trabajo por hacer, pues la recuperación se producirá en un largo plazo de tiempo». Y subrayó que el sector crecerá si «se racionalizan los procesos de certificación en todo el mundo, tanto para los nuevos aviones en producción como las tecnologías que se aplican en el equipamiento y la mejora de la seguridad de la flota existente».