dreamair

Las obras de mejora de la pista transversal de Barcelona comenzarán en abril de 2011

El Aeropuerto de Barcelona presentó en el último Grupo Técnico de Trabajo de Ruidos (GTTR) la planificación de obras de mejora de la pista transversal, unos trabajos que permitirán seguir utilizando esta pista en la configuración nocturna en beneficio de las poblaciones que conviven con el aeropuerto.

Los trabajos de adecuación y mejora, que se iniciarán en abril del próximo año y tendrán una duración de 12 meses, se han planificado en tres fases para beneficiar el bienestar de las poblaciones cercanas al aeropuerto, minimizando también, el impacto en la operativa. Según la planificación presentada en el GTTR:

 

 

– En la primera fase de obras -del mes de abril al mes de junio, ambos incluidos- se realizarán aquellos trabajos de preparación y adecuación que no afectan a la operativa del aeropuerto y que permiten continuar con el uso de la configuración nocturna preferente.

 

– La segunda fase de obras, que se realizará en los meses de julio y agosto, consiste en la adecuación de la cabecera de la pista transversal. Para la realización de estos trabajos, se alargará la utilización de la configuración preferente de pistas paralelas hasta las 00.30 horas, en lugar de las 23.00 horas actuales. Así mismo, se mantendrá el uso de la pista transversal para aterrizajes desde las 00.30 hasta las 07.00 horas.

 

– En la tercera fase, que se iniciará en septiembre y hasta abril de 2012, se realizarán el resto de trabajos, comportando el cierre de la pista transversal.

 

Durante esos meses, también se alargará la configuración preferente de pistas paralelas hasta las 00.30 horas, utilizando después preferentemente la tercera pista tanto para despegues como para aterrizajes en la franja nocturna.

Los trabajos, que realizará la empresa Copcisa por un importe de 9.656.462 euros, consisten en la adecuación de la pista 02-20, la transversal, mediante la reparación del pavimento y de los márgenes así como la aplicación de un tratamiento superficial para mejorar la adherencia de los aterrizajes.

También se reformarán la cabecera 20 y el apartadero U-2R, que comprenden los últimos 190 metros de la pista. Además de esta actuación, se prolongarán los canales de drenaje bajo el campo de vuelo hasta llegar a los 105 metros de distancia del eje de la pista.