dreamair

Visita al Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes del Aeropuerto de Barcelona

El Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes (SATE), es una de las grandes novedades de la T1 del Aeropuerto de Barcelona, que se inauguró en junio de 2009.

 

Se trata de un gigantesco mecanismo que facilita el traslado de maletas y que tiene una gran fiabilidad garantizando la entrega y clasificación del equipaje de forma automatizada.

 

Aerotendencias.com pudo visitarlo la pasada semana, acompañado por el jefe del SATE, Alejandro Corrales, quien nos explicó los entresijos del sistema

La novedad del SATE de la T1 del Aeropuerto de Barcelona reside en la utilización de bandejas de color amarillo sobre las que se depositan las maletas y que pueden alcanzar una velocidad máxima de entrega de 6 metros por segundo, aunque la velocidad estándar es de dos metros por segundo.

 

Cada bandeja sigue un recorrido determinado para llegar a su destino ya que el código del equipaje queda vinculado informáticamente a la matrícula de la bandeja y ésta, mediante unos sensores, sigue la ruta predefinida, sabiendo qué camino tomar en cada desvío.

 

El sistema incorpora tecnología de identificación por radiofrecuencia, con lo cual se puede realizar el seguimiento y localización de los equipajes a lo largo de los casi 25 kilómetros de las cintas transportadoras.

 

La zona en la que se estacionan o almacenan las bandejas está también automatizada, al igual que la sección en la que están guardados los equipajes que han llegado al SATE con horas de antelación. Cuando llega el momento de recogerlos para introducirlos en el avión, el sistema se activa y reintroduce los equipajes en el circuito de las cintas transportadoras.

 

El SATE está equipado con unas 200 cámaras que monitorizan la zona por la que se transitan los equipajes. El control del SATE se realiza desde un centro de control en el que se visualizan las imágenes de las cámaras. En otras pantallas, en caso de detectarse una fallo o avería, aparecen señales luminosas que indican la zona en la que se ha producido la incidencia. Las imágenes se guardan durante un mes, con lo cual si se produce una reclamación se visualizan las imágenes correspondientes al día y hora en la que el equipaje circuló por el SATE y se acredita su paso por el sistema.

 

Alejandro Corrales explicó que es practicamente imposible que en el SATE se produzcan errores que comporten el extravío de un equipaje. Donde puede producirse el error es al ser manipulado por el personal. En la actualidad el aeropuerto de Barcelona es el que registra el menor número de incidencias de Europa por pérdida de equipajes.

 

El SATE de la nueva terminal dispone, además, de conexión con cruceros y tren, seis líneas de conexión de transferencias, más de 160 mostradores de facturación, 24 hipódromos de formación y 17 de recogida de equipajes, dos almacenes automáticos con capacidad de hasta 3.000 maletas para la facturación anticipada y pernocta de equipajes, cuatro clasificadores de equipajes (dos convencionales de bandejas basculantes y dos de alta velocidad) y cinco niveles de inspección de maletas.

 

Datos técnicos

Tiempo medio de procesamiento de equipajes: 6 minutos

Longitud total del SATE: 24,4 kilómetros (7.392 cintas transportadoras)

Número de motores: 6.629 unidades

Bandejas portaequipajes: 4.000 unidades

Montacargas para equipajes especiales: 4 unidades

Número de maletas procesadas por hora: máximo de 8.000 maletas por hora