Una investigación concluye que nivel de contagio por Covid-19 dentro de un avión es casi inexistente

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha acogido con satisfacción la publicación de los resultados de las pruebas realizadas por el Comando de Transporte de los Estados Unidos (Transcom) que confirman el bajo riesgo de transmisión de Covid-19 a bordo de un avión.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Las pruebas de Transcom de EE. UU. se llevaron a cabo en agosto y han determinado que «el riesgo general de exposición a patógenos en aerosol, como el coronavirus, es muy bajo» en los tipos de aviones de las aerolíneas que normalmente se contratan para trasladar al personal del Departamento de Defensa (DOD) y sus familias.

Más de 300 lanzamientos de aerosoles, simulando un pasajero estar infectado con Covid-19, se realizaron durante ocho días utilizando aviones de dos pasillos Boeing 767-300 y 777-200 de United Airlines.

«La semana pasada, IATA informó que desde el comienzo de 2020 solo se han reportado 44 casos de Covid-19 en los que se cree que la transmisión se asoció con un viaje de vuelo, de los 1.200 millones de pasajeros que han viajado en avión desde que estalló la pandemia».

«La investigación de Transcom de EE. UU. proporciona una prueba más de que el riesgo de infección a bordo de un avión parece ser muy bajo, y ciertamente más bajo que en muchos otros ambientes interiores», dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Las pruebas de Transcom de EE.UU. mostraron que el aerosol se «diluyó rápidamente por las altas tasas de intercambio de aire» de una cabina de avión típica.

Las partículas de aerosol permanecieron detectables durante un período de menos de seis minutos por término medio. Ambos modelos de aeronaves probados eliminaron las partículas 15 veces más rápido que un sistema de ventilación doméstico típico y entre 5 y 6 veces más rápido «que las especificaciones de diseño recomendadas para las salas de operación o aislamiento de pacientes de un hospital moderno». Las pruebas se realizaron con y sin máscara para el pasajero infectado simulado.

Las pruebas se realizaron en asociación con Boeing y United Airlines, así como con la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), Zeteo Tech, S3i y el Instituto Nacional de Investigación Estratégica de la Universidad de Nebraska.