dreamair

El 43 Grupo de las FA de España voló esta temporada 886 horas y de éstas 357 en octubre

Foto: Ministerio de Defensa

El martes 23 de octubre se daba por finalizada la intensa ampliación de campaña de este año para el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas. Después de un verano de los considerados relativamente tranquilos en cuanto a incendios en toda España, el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas se encontró con uno de los octubres de más esfuerzo operativo de su historia.

La conjunción fatal de las condiciones climáticas de un octubre tremendamente caluroso, agravadas por una sequía prolongada, unidas a la mano del hombre, hicieron que se disparara el número de incendios en el noroeste español.

Y más concretamente, Galicia, y dentro de esta, Orense, y siendo aún más específicos, los concejos y términos municipales que rodean el pantano de Las Portas, donde explicar a sus habitantes que esta ha sido una campaña de baja intensidad en cuanto a número de incendios y hectáreas quemadas sería recibida con estupor o como mínimo, con una sonrisa irónica.

El 43 Grupo de FF.AA. lleva realizadas 886 horas de extinción este año, lo que es una cifra comparativamente baja, frente a las 1916 de 2006 o las 1883 de 2009 ejemplos de media habitual. En lo que estadísticamente parece marcar una tendencia decreciente estos últimos años, todos los destacamentos, exceptuando quizá el de Pollensa (en el norte de Mallorca) que si tuvo un mayor número de salidas a extinción que lo que viene siendo habitual, estuvieron muy por debajo de la media de salidas en campaña.

Pues bien, de esas 886 horas, 357 han sido voladas en octubre. De julio a septiembre, el número de incendios en Galicia fue de 2.125 y solamente durante las tres primeras semanas de octubre se contabilizaron 1.942. Esto obligó a declarar ampliada la campaña en el destacamento de Santiago, en principio para una quincena, posteriormente ampliada con un destacamento temporal de dos aviones.

Foto: Ministerio de Defensa

Finalmente las circunstancias hicieron que durante bastantes días, hasta seis aviones estuviesen actuando desde el aeródromo de Lavacolla en Santiago de Compostela. Estos medios aéreos volaron de orto a ocaso, agotando las 9 horas máximas diarias de vuelo de la tripulación, en apoyo del resto de medios implicados en la lucha contra el fuego.

Y aún daban gracias estas tripulaciones de que de las famosas condiciones de los tres treinta (más de 30ºC de temperatura, menos del 30% de humedad y más de 30 Km/h de velocidad del viento, consideradas condiciones ideales para incendios), esta última, responsabilidad del Dios Eolo, casi nunca llegó a cumplirse. Quien sabe si no de qué daños estaríamos hablando.

La campaña contra los incendios forestales hasta septiembre de 2011 se había saldado con 4.365 fuegos y 12.702 hectáreas quemadas en Galicia, de las que 4.148 se correspondieron con superficie arbolada y 8.554 eran de monte raso, según los datos que ofreció el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, en una comparecencia, el 27 de septiembre, ante el pleno del Parlamento gallego.

Estas cifras suponían el 47% de la superficie media que ardió en la comunidad autónoma en el último decenio (26.700 hectáreas) y también eran inferiores a las hectáreas que se calcinaron en 2010 (13.976 hectáreas).

Un mes después, en Galicia este año, la superficie calcinada asciende en total a 23.358 hectáreas de las cuales 4.756 corresponden a superficie arbolada. Un octubre aciago, sin duda, para nuestros montes, que estropearon unas cifras que iban casi para record positivo en cuanto a número de hectáreas quemadas pero que aun así dejan unas cifras globales muy por debajo de la media del decenio. Unas 54.000 hectáreas quemadas este 2011 frente a las 102.000 de media estos diez últimos años.

Una vez entraron con fuerza las lluvias y quedó controlada la situación, se desactivó por fin el destacamento y se empezaron a recuperar a la Base Aérea de Torrejón los últimos aviones “gallegos” destacados con sus correspondientes tripulaciones y personal de apoyo. Esos que sobrevolando unos montes ya húmedos y con temperaturas mas acordes a la época del año, regresaban a sus hogares con la íntima satisfacción del deber cumplido una campaña más… y esperando la siguiente.

APAGA Y…VÁMONOS

Nota:

La Campaña de Verano del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas va del 1 de junio al 30 de septiembre, con destacamentos activados en las siguientes Bases y Aeródromos: Torrejón, Málaga, Pollensa, Albacete, Zaragoza y Santiago de Compostela.

La duración y el número de aviones por destacamento varía según disposiciones de la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.