dreamair

Última información sobre el Incidente del Boeing 787 Dreamliner

Boeing continua investigando el incidente del 787 Dreamliner ZA002 del pasado lunes. Hasta el momento, se ha podido determinar que un fallo en el panel P100 provocó el incendio de una envoltura aislante. El fuego se auto extinguió una vez que el fallo en el panel P100 se resolvió. El panel tuvo que ser desmontado y será reemplazado por uno nuevo que está en proceso de ser enviado a Laredo, donde el avión tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia. La envoltura aislante próxima a esta unidad también será reemplazada.



Los daños en el panel P100 del ZA002 son importantes, según informó Boeing. Sin embargo, la inspección inicial no hace temer grandes daños en las estructuras adyacentes u otros sistemas. No obstante, aun no se ha completado la inspección en esta zona del avión.

El panel P100 es uno de los muchos paneles de energía que alberga el cuadro de la parte trasera de la cabina. Recibe energía del motor izquierdo y la distribuye a un grupo de sistemas. Si el panel P100 falla, las fuentes alternativas de energía, incluida la energía del motor derecho, la RAT (Ram Air Turbine), la energía auxiliar o la batería, se activan automáticamente para garantizar que todos los sistemas necesarios para la operación segura del avión, reciben energía. Los sistemas de seguridad funcionaron durante el incidente y la tripulación mantuvo el control del avión en todo momento y dispuso de toda la información necesaria para completar un aterrizaje seguro.

Cerca del panel P100 se ha encontrado metal fundido, lo cual no es raro en presencia de altas temperaturas. La presencia de este material no aporta nada significativo a la investigación.

La inspección de la zona está en marcha y llevará varios días. Aun es pronto para determinar la cuantía de los daños a la estructura o los sistemas adyacentes.

Como parte de la investigación, el panel y el material aislante serán analizados. Del mismo modo, seguiremos analizando toda la información con el objetivo de comprender mejor el incidente, al tiempo que trabajamos en un plan de reparación y los pasos necesarios para que el resto de la flota de pruebas de vuelo pueda volver a volar.