dreamair

SEPLA reitera que la seguridad de helicópteros y trabajos aéreos es insuficiente

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) lamenta profundamente la muerte ayer de un piloto de helicóptero mientras trabajaba en la extinción del grave incendio de Valencia, y expresa su más profundo pésame a sus familiares y amigos. Asimismo, el Sindicato espera la pronta recuperación de los dos heridos en el accidente ocurrido horas más tarde.



A falta de más detalles sobre las causas de los siniestros, que se conocerán tras la pertinente investigación de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil, SEPLA recuerda la precariedad en la que trabajan estos profesionales. La extinción de incendios es una tarea especialmente compleja que requiere de una especial vigilancia de las condiciones en que éstas se realizan, así como una coordinación impecable entre los diferentes efectivos que abordan un incendio.

La siniestralidad en el sector de helicópteros y trabajos aéreos en España sigue siendo la mayor del entorno europeo. 2011 fue un año dramático, con 12 accidentes mortales y 20 fallecidos. En la última década, 23 personas han fallecido en la extinción de incendios en nuestro país. Además, desde el año 2006, 13 tripulantes de la empresa INAER, principal operadora de helicópteros en España, han muerto mientras realizaban su trabajo.

En este sentido, SEPLA reclama la adopción de medidas urgentes para garantizar la seguridad del sector y de las tripulaciones de helicópteros. Hasta la fecha, los helicópteros y trabajos aéreos en nuestro país, que realizan labores públicas tan esenciales como la extinción de incendios y el salvamento marítimo, carecen de un marco regulador que establezca su funcionamiento y coordinación. En este sentido, SEPLA urge a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea a publicar el Real Decreto de Trabajos Aéreos que se había comprometido a tener listo antes de la campaña de incendios.

De la misma manera, SEPLA valora el esfuerzo hecho por las autoridades y las empresas del sector para reforzar los márgenes de seguridad de las operaciones de helicóptero. Hace poco más de un mes, los sindicatos del sector firmaron con la patronal de helicópteros, AECA Helicópteros, un convenio sectorial que regula aspectos tan clave como el límite anual de horas de las tripulaciones, que pasa de más de 2.500 horas anuales a 2.000.

SEPLA recuerda asimismo la valentía y dedicación de los profesionales de los trabajos aéreos, que trabajan en condiciones límite jugándose en ocasiones la  vida para apagar incendios o rescatar personas en alta mar.