dreamair

Control de vuelo hidráulico: el paso hacia aviones sin alerones

 

Los ingenieros de BAE Systems, en colaboración con la Universidad de Cranfield y otras nueve instituciones académicas, han diseñado un vehículo aéreo no tripulado (UAV) bautizado como Demon, capaz de renunciar al uso de alerones y elevadores mecánicos convencionales, que generalmente controlan el movimiento de una aeronave, en favor de los nuevos dispositivos de control aerodinámico que utilizan salidas de expulsión de aire.

Este nuevo sistema representa la primera alternativa a la tecnología de alerón móvil utilizada desde los primeros días de la aviación. Desarrollado en torno a un concepto llamado control de vuelo hidráulico, ofrece numerosas ventajas, ya que al poseer menos partes móviles, requiere de menos mantenimiento, lo que garantiza una mayor seguridad y un menor ruido durante el vuelo.

Demon ha sido el primer prototipo de su clase en ser aprobado para volar por la Autoridad de la Aviación Civil del Reino Unido, lo que hizo posible que fuera puesto a prueba en el aeropuerto de la isla Walney en Cumbria el pasado 17 de septiembre, demostrando todo el potencial de esta tecnología.

 

Los ingenieros de BAE Systems, son reconocidos a nivel internacional por sus innovaciones en el ámbito de tecnologías autónomas inteligentes en aeronaves no tripuladas. Mediante un presupuesto de 7,2 millones de euros, no se pretende que Demon sea producido en serie, ya que objetivo principal está enfocado en desarrollar y exportar las tecnologías que se integran en este, hacia una amplia gama plataformas de la aviación.

El prototipo tiene un peso de 90 kilogramos, mide aproximadamente 2,5 metros y alcanza una velocidad de vuelo comprendida entre los 139 y los 278 kilómetros por hora. Su forma tan característica permite imitar a las fuerzas aerodinámicas que normalmente prestan los alerones y elevadores, pero sustentando en este caso por una salida de chorro de aire a presión desde unas boquillas instaladas sobre las superficies en el ala, aprovechando el efecto coanda.

 

Texto: Eugenio Rodríguez / Publicado en www.fierasdelaingenieria.com / Foto y gráfico: BAE Systema