Barcelona tendrá un sistema para detectar y anular en su espacio aéreo el vuelo ilegal de drones

Generalitat de Cataluña

El consejero de Interior, Miquel Buch, acompañado del director general de la Policía, Pedro Ferrer, y del comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent, ha presentado hoy en rueda de prensa la nueva red de la Policía de la Generalidad -Mossos de Escuadra para la detección y control de drones en Barcelona y las principales infraestructuras aeroportuarias y petroquímicas de Cataluña.

Buch ha explicado que «el proyecto Kuppel es una mirada al futuro que ha comportado muchos meses de trabajo y que está centrado en el uso de los drones». El titular de Interior ha puesto en valor que «entre el año 2019 y el segundo trimestre de 2020 hemos tenido unos 900 incidentes con el uso de los drones».

En este sentido, el consejero ha señalado que «el uso de los drones puede ser a nivel doméstico pero también puede tener un riesgo asociado al terrorismo, al espionaje, el tráfico de drogas o incluso a la seguridad aérea».

Buch ha confirmado que «Kuppel consta de varias fases, la primera comienza este mes de agosto, en que se establecerá una protección en la ciudad de Barcelona y ya en septiembre una protección en el aeropuerto del Prat y el complejo petroquímico de Tarragona. Hemos optado por un proyecto homologado por la OTAN, es el sistema que utiliza la OTAN y tenemos un presupuesto inicial de 400.000 euros», añadió.

El consejero ha destacado que «cuando Kuppel esté instalada en la ciudad de Barcelona, ​​a partir de agosto podremos decir que Barcelona será la primera gran capital europea que protege el entorno urbano de los drones».

El comisario jefe, Eduard Sallent, ha valorado muy positivamente el proyecto Kuppel porque «nos ayuda a crecer como policía y nos posiciona como servicio público». En cuanto a un posible ataque terrorista, Sallent ha dicho que «este proyecto tiene por objetivo evitar un ataque de estas características. El riesgo es existente y hay que tener una respuesta preparada».

Proyecto Kuppel

El Departamento de Interior, a través de la red de Radiocomunicaciones de Emergencias y Seguridad de Cataluña, pone en marcha una red de detección de drones que debe permitir a los Mossos d’Esquadra reforzar la seguridad ciudadana en partir del control de la superficie aérea de Barcelona y de las infraestructuras aeroportuarias y complejos petroquímicos más importantes de Cataluña. Se trata de detectar, controlar y monitorizar drones no autorizados que estén sobrevolando estas zonas para garantizar la seguridad ante posibles actividades vinculadas a ataques terroristas, interferencias que pongan en riesgo la seguridad aérea, intrusiones, espionajes o tráfico de drogas.

Esta red, formada por sensores y cámaras de alta definición, localiza e identifica de manera fiable aeronaves no tripuladas que están operando en zonas de exclusión aérea. La combinación con el sistema de cámaras y sensores permite hacer un seguimiento del vuelo de los drones y monitorizar en todo momento.

Durante este mes de julio se instalan los equipos de detección en Barcelona para que entren en funcionamiento durante la primera quincena de agosto. Se prevé que a partir de la primera quincena de septiembre se terminarán de colocar los equipos en El Prat de Llobregat y el Camp de Tarragona. Con estos trabajos se prevén instalar un veintena de equipos y su software que estarán bajo el mando de la sala Central de Mando de la Policía de la Generalitat y plenamente operativos en los tres ámbitos territoriales que se han determinado en el proyecto.

La empresa alemana Droneless será la encargada de llevar a cabo este proyecto, llamado Kuppel, que tiene un coste de 400.000 euros. Las funciones de esta infraestructura en los entornos donde se desplegará son:

– Detección del aparato no tripulado a la superficie aérea
– Geolocalización de los aparatos no tripulados y del mando
– Seguimiento y grabación de las trayectorias del vuelo
– En Barcelona, ​​visualización en pleno vuelo del aparato
– Inhibición, sólo en aquellas situaciones de riesgo asociado a eventos puntuales

Este sistema notifica la alerta en tiempo real y permite detectar la comunicación entre un dron y su control remoto, así como realizar una búsqueda y localización del lugar por donde sobrevuela y desde donde se está pilotando. A partir de aquí se recibirá información relacionada con el tipo de aeronave, el fabricante y modelo. Estas cámaras, de movimiento vertical y horizontal y con zoom, tienen integrada la iluminación de infrarrojos, además de un filtro bloqueador de infrarrojos extraíble automáticamente y que está activo de día y de noche.

Durante el año 2019 y el primer semestre de 2020, se registraron en Cataluña 892 incidentes relacionados con drones que sobrevolaban el espacio público. De estos incidentes, un 72% tuvieron lugar en Barcelona, ​​seguidos de un 15% en el Camp de Tarragona. El resto se distribuyeron por las regiones policiales de Metrosud, Metronord y Girona.