Los ministros de Transporte de la UE debatieron en A Coruña la implantación de los escáneres corporales

Acuerdo de mínimos en la reunión informal que celebraron ayer tarde en A Coruña los ministros de Transportes de la Unión Europea. Se optó por una vía garantista en el espinoso asunto de la implantación de escáneres corporales en los controles de los aeropuertos.

Parece claro, no obstante, que si se llegan a colocar, las imágenes que capten se destruirán al instante. También, se prohibirá que se hagan controles selectivos en función de «raza, género y u otros», según se indica en el comunicado de la reunión.