dreamair

IATA urge a la OACI a que adopte medidas económicas para el cambio climático

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) reiteró su llamamiento para alcanzar una solución global integral sobre las emisiones de la aviación a través de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). IATA considera que para conseguir sus objetivos se requiere un acuerdo global en las áreas de tecnología, operaciones e infraestructura así como también medidas positivas de mercado.

«Todo el mundo, incluida Europa, está de acuerdo en debemos alcanzar un acuerdo global en la Asamblea de la OACI en 2013. Pero la inclusión unilateral y extraterritorial de la aviación internacional en el Sistema Europeo de Comercio de Emisiones en 2012 está creando un ambiente de discordia, cuando lo que necesitamos es armonía», dijo Tony Tyler, consejero delegado de la IATA.

 

Tyler destacó estos aspectos en su discurso sobre el Estado de la Industria durante la apertura de la 68°Asamblea General Anual de la IATA y la Cumbre Internacional del Transporte Aéreo que se celebra en Pekín, China. La industria global del transporte aéreo se ha comprometido con tres objetivos concretos para reducir su parte del 2% de las emisiones de carbono producidas por el hombre y del que la aviación es responsable:

1.- Mejorar la eficiencia del consumo de combustible un 1,5% anual hasta 2020

2.- Estabilizar las emisiones de CO2 con un crecimiento neutro a partir de 2020

3.- Reducir las emisiones hasta el 50% en 2050, en comparación a los niveles de 2005

Para lograr estos ambiciosos objetivos, la industria se ha sumado a una estrategia basada en cuatro pilares: inversión en nueva tecnología, infraestructuras más eficientes, operaciones más efectivas y medidas económicas de mercado positivas —un mecanismo global único para reducir las emisiones.

«Para alcanzar nuestros ambiciosos objetivos necesitamos, al menos inicialmente, medidas de mercado globales coordinadas y positivas. El Sistema Europeo de Comercio de Emisiones (EU ETS por sus siglas en inglés) no es un paso hacia adelante. Es un obstáculo que impide un progreso real. Nuestro país anfitrión, China, lidera la oposición al ETS europeo. Sus aerolíneas tienen prohibida la participación», dijo Tyler.

«No hay un terreno común. Todo el mundo, incluida Europa, está de acuerdo en que se debe alcanzar un acuerdo global en la Asamblea de la OACI en 2013. Este acuerdo es, sin embargo, imposible de alcanzar en las condiciones actuales. Europa parece más comprometida con la aplicación unilateral de su ETS que con la negociación de un sincero acuerdo multilateral. Para sus homólogos internacionales es como pedirles que se sienten a negociar con una pistola en la cabeza. Nadie puede negar el interés de Europa en materia de sostenibilidad. Los Estados están más preocupados que nunca en este aspecto. Ahora le corresponde a Europa aprovechar este momento, tomar una decisión convincente para calmar la situación, y continuar con la búsqueda de la solución global que todo el mundo espera», dijo Tyler.

La OACI aborda actualmente este problema desde cuatro perspectivas para lograr una medida global única para la aviación internacional:
1.- Un esquema global de compensación obligatorio

2.- Un esquema global de compensación obligatorio con recaudación de ingresos adicional

3.- Un esquema global de comercio de emisiones

4.- Un esquema global de «Línea de Base y Crédito» basado en la eficiencia

Estas alternativas están siendo desarrolladas para su posterior revisión por el consejo de la OACI con el fin de que se apruebe una de ellas en la próxima Asamblea de la OACI en otoño de 2013.

«Estamos muy animados por los recientes progresos de la OACI. Por primera vez habrá propuestas concretas sobre la mesa para que los estados las consideren. Es de vital importancia que se alcance un acuerdo en la próxima Asamblea de la OACI para que industria y gobiernos puedan abordar juntos los desafíos del cambio climático y alcanzar los ambiciosos objetivos que nos hemos fijado», dijo Tayler.