dreamair

El aeropuerto de London City estuvo varias horas cerrado al tráfico a causa de un ‘incidente químico’

El aeropuerto londinense London City Airport fue evacuado hoy (21.10.2016) tras saltar una alarma de incendios después de producirse un incidente de naturaleza química que se está investigando, informó un portavoz del Servicio de Bomberos de la capital británica.

Tres horas después fue declarado seguro. «Cerca de 500 civiles y personal fueron evacuados y hay informes de pasajeros descompuestos», dijo un portavoz de los Bomberos de Londres. «No se conoce aún la causa del incidente», detallaron los bomberos en un comunicado.

Autoridades sanitarias informaron que 26 personas fueron tratadas en el aeropuerto por problemas respiratorios y dos de ellas fueron llevadas al hospital. Posteriormente se ha divulgado que a un pasajero se le vació de forma accidental un spray lacrimógeno que portaba. Los gases habrían hecho saltar las alarma contra incendios.

Pasajeros evacuado del edificio terminal, ayer en el aeropuerto de London City

Pasajeros evacuado del edificio terminal, ayer en el aeropuerto de London City

Suspenden vuelos

Una portavoz del aeropuerto, ubicado al este de Londres, reveló que, a consecuencia de lo ocurrido, se suspendieron todos los vuelos previstos y varios servicios procedentes de ciudades como Fráncfort, Ámsterdam, Belfast y París tuvieron que ser desviados a otros aeropuertos británicos.

El Servicio de Bomberos explicó que se trató de un «incidente químico», sin más detalles. Tras saltar la alarma antiincendios, tres unidades del servicio, con un total de 15 efectivos, acudieron al lugar para colaborar con los equipos de extinción que ya trabajaban allí.

El aeropuerto se rebrió al tráfico a las 19 hora local. Durante el tiempo que estuvo cerrado al tráfico, se evacuó el edificio terminal y una parte de los pasajero se concentró en la plataforma de estacionamiento de los aviones.

El London City Airport es el aeropuerto más pequeño de la capital británica. Al año registra el paso de unos cuatro millones de personas.