Swiss reducirá su plantilla en 1.700 personas, el 20% del total

Swiss

La aerolínea suiza Swiss anunció ayer que hará una nueva reestructuración de su plantilla y flota de aviones, que reducirá su masa laboral del 20%, es decir, entorno a 1.700 trabajadores menos. Esta reducción estaría en consonancia con el descenso de los vuelos comerciales, que la dirección de la empresa estima que será de un 20%. Por tanto, la flota se reducirá un 15% en comparación con 2019.

Si tienes TELEGRAM puedes recibir al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Si tenemos en cuenta los recortes de empleo iniciados desde 2020 en forma de salidas voluntarias y fluctuaciones naturales, el cambio de tamaño daría como resultado una reducción general de aproximadamente 1.700, lo que representaría una disminución superior al 20%.

Los nuevos despidos operativos afectarían hasta a 780 empleados, en tierra y en el aire. Swiss ha puesto en marcha un proceso de consulta para encontrar, junto con sus empleados e interlocutores sociales, soluciones que sean lo más socialmente aceptables posible. Todas las condiciones impuestas por la Confederación Suiza en virtud del préstamo bancario garantizado se cumplirían a pesar de las medidas de reestructuración en el horizonte. En el futuro, Swiss reafirmará su posicionamiento premium, preservará sus bases en Zúrich y Ginebra y se asegurará de que Suiza esté conectada con el mundo.

Un año después del brote mundial de coronavirus, el transporte aéreo se mantiene en un nivel muy bajo. El efecto Covid-19 es significativamente mayor que el de choques exógenos anteriores y ha afectado a la industria en una medida sin precedentes, explica la compañía en un comunicado de prensa.

La reestructuración parece inevitable

En vista de la continua falta de recuperación en el sector del transporte aéreo, parece inevitable una reestructuración que vaya más allá de las medidas de reducción de costes ya adoptadas. Dieter Vranckx, consejero delegado de Swiss, manifestó que «cada vez es más evidente que el mercado está experimentando cambios estructurales y que, a pesar de las medidas que hemos tomado en una fase inicial, una reestructuración de Swiss parece, lamentablemente, inevitable».

A medio plazo, Swiss espera una caída estructural del 20% en la demanda global. «Con nuestro nuevo programa de alcance estratégico, nos estamos alineando con la nueva situación del mercado. Incluye, entre otras cosas, un cambio de tamaño y transformación que debería conducir a un ahorro sostenible de alrededor de 500 millones de francos suizos. El objetivo es poder reembolsar nuestro préstamo bancario rápidamente y al mismo tiempo preservar nuestra competitividad y nuestra capacidad de inversión a largo plazo», declaró Dieter Vranckx.

La flota debería reducirse en un 15%

La flota, compuesta por 90 aviones pertenecientes a Swiss y Helvetic Airways operados por cuenta de Swiss en forma de charter tripulado (o wetlease) se adaptará a la caída de la demanda y debería reducirse en un 15% con respecto a 2019. En las rutas de corto y medio radio, el número de aviones se reduciría de 69 a 59 tras la retirada de aviones de la familia Airbus A320 y la reducción del número de aviones wetlease. En las rutas de larga distancia, Swiss tiene la intención de reducir su flota de 31 a 26 aviones. De este modo, 5 aviones de la familia Airbus quedarían fuera de servicio.

Hasta 780 empleados podrían verse afectados

La reducción prevista de la flota y la adopción de medidas adicionales también repercutirían en la plantilla de Swiss. Para fines de 2021, la aerolínea ya habrá recortado más de 1.000 puestos de trabajo a tiempo completo mediante salidas naturales y voluntarias, pero es probable que sea esencial una mayor reducción.

Como parte del cambio de tamaño planificado, las reducciones de personal podrían afectar hasta a 780 empleados, de los que 400 son tripulantes de cabina, 200 empleados de tierra, 120 pilotos y 60 técnicos