Ryanair amenaza con 3.500 despidos si la plantilla no acepta una reducción salarial