dreamair

Rechazo mayoritario de los pilotos de Vueling a la propuesta de convenio colectivo

Foto de archivo de pilotos y tripulantes de cabina de Vueling

Los pilotos de Vueling han dicho no a la propuesta de Convenio Colectivo ofrecida por la dirección de la empresa. Con una participación histórica de más del 90% de los afiliados a SEPLA en Vueling, el pasado viernes los pilotos rechazaron por amplia mayoría el acuerdo firmado por la Sección Sindical de SEPLA y Vueling a principios de este verano, y que iba a constituir el III Convenio Colectivo de Pilotos. 


La amplia participación y el rotundo rechazo dan muestra del enorme descontento instalado entre el colectivo con su compañía y con las malas condiciones de trabajo derivadas, principalmente, de la pésima planificación de las programaciones horarias de la plantilla. Muchos de los pilotos de Vueling se ven mes a mes llevados al límite de su capacidad, con enormes dificultades para conciliar su vida profesional y su vida personal. 

La subida salarial contemplada en el acuerdo que se sometió a votación el pasado viernes no ha sido suficiente para los pilotos de Vueling, que tienen por principal objetivo conseguir una programación más estable.

Actualmente, los constantes imprevistos y cambios de última hora que sufren los pilotos en su programación les impiden poder planificar con antelación su día a día y conciliar su vida profesional y personal. 

Los pilotos de Vueling demuestran así la gran madurez que han alcanzado como colectivo durante los últimos años, en los que han vivido varios veranos caóticos con programaciones desbordadas. Esta unión tuvo su mayor demostración en la huelga convocada durante cuatro días esta primavera, con gran seguimiento entre los pilotos. 

«Nos hemos dado cuenta de que la prioridad de nuestros pilotos es mejorar su calidad de vida –ha manifestado Juan Manuel Redondo, jefe de la Sección Sindical-. Esperemos que cale en la compañía el mensaje que lanza el colectivo y que sea capaz de sentarse a negociar mejores condiciones no sólo salariales, sino de programación de los vuelos».