dreamair

Primeros acuerdos de Iberia con los trabajadores de tierra

Iberia y los representantes de los trabajadores de tierra y TCP, el 93% de la plantilla, han alcanzado hoy un acuerdo en la sede del SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) para la negociación del Plan de Transformación y futuro de la compañía.

Compañía y los representantes sindicales reunidos en el SIMA han acordado que negociarán hasta el 31 de enero los términos del Plan de Transformación y futuro de la empresa. También, que las medidas que se adopten se aplicarán hasta 2017 en vez de hasta 2015 como inicialmente había anunciado Iberia.

La compañía indica en un comunicado que tiene voluntad de utilizar con carácter prioritario el mecanismo de las prejubilaciones para la reducción de plantilla prevista, vía por la que pueden acogerse un mínimo de dos tercios del total de excedentes. La compañía también contempla en su negociación otras fórmulas como bajas incentivadas, recolocaciones o movilidad geográfica.

Ambas partes han acordado negociar un acuerdo a cinco años, hasta 2017.

La compañía recuerda que dicho plan es una clara apuesta de futuro para Iberia, que contempla inversiones multimillonarias en nueva flota, nuevas clases Business Plus y turista de largo radio, inversiones en el hub de Madrid, en mantenimiento, handling o carga, entre otros.

La compañía se ha comprometido a mantener integrados los negocios de Mantenimiento y Handling dentro del Grupo, pero tendrán que asegurar los niveles de rentabilidad necesarios para poder crecer o acudir a las nuevas licencias de handling.

Iberia agradece al SIMA su gran trabajo y la extraordinaria profesionalidad de los mediadores, que han hecho posible el acercamiento de posturas para llegar a este acuerdo tan beneficioso para la empresa, los trabajadores y los clientes.

Esta misma semana, la compañía va a citar al sindicato de pilotos para que se sume al acuerdo y a la voluntad de negociación que han mostrado los demás sindicatos, única vía para sacar la empresa de la situación en la que se encuentra, y asegurar con ello su rentabilidad y sostenibilidad futura. Además, la compañía está interesada en conocer la propuesta del Sepla según la cual los pilotos están dispuestos a rebajarse el sueldo en un 51%, tal y como ha anunciado hoy su representante legal en declaraciones radiofónicas.