dreamair

La Unión Europea fracasa en la protección de la seguridad de los pasajeros

La Agencia Europea para la Seguridad Aérea (EASA) ha publicado hoy su propuesta final para regular las Limitaciones de Tiempo de Vuelo (FTL) para pilotos y auxiliares de vuelo. En los términos que plantea, dicha propuesta pondrá en peligro la seguridad aérea y tendrá repercusiones importantes sobre la seguridad de los pasajeros de Europa.

La Asociación Europea de Pilotos (European Cockpit Association, ECA) ha hecho constantes llamamientos para que la normativa sobre FTL se base en los estudios científicos que se han llevado a cabo para evitar la fatiga en las tripulaciones garantizar la seguridad de los vuelos. A pesar de ello, tanto EASA como la Comisión Europea han optado por aprobar un texto que responde más a los intereses comerciales de las aerolíneas, en detrimento de la seguridad de los pasajeros.

«Centrándose en algunas leves mejoras en comparación con la normativa europea actual sobre limitaciones de tiempo de vuelo, EASA ha obviado el hecho de que su propuesta permitirá jornadas laborales que harán que los pilotos vuelen estando peligrosamente fatigado», dice el Nico Voorbach, piloto y presidente de ECA. «Como profesionales de la seguridad, los pilotos están obligados a no trabajar si están fatigados. Será nuestra responsabilidad no aceptar servicios que no sean seguros».

La propuesta de EASA no tiene en cuenta las recomendaciones unánimes de los estudios científicos realizados sobre fatiga, y permite que los pilotos puedan volar un avión y aterrizarlo después de llevar despiertos más de 22 horas. Esta nueva propuesta normativa permitirá además:

1.- Jornadas de actividad laboral extremadamente largas a la hora de efectuar aterrizajes, tras largos periodos de guardia y de actividades de vuelo;

2.- Vuelos nocturnos de hasta 12 horas mientras que los estudios científicos establecen un límite de 10 horas;

3.- Evadir normas más restrictivas sobre programaciones de vuelo que alteran los patrones del sueño (por ejemplo vuelos que se inician de madrugada);

4.- Poner a las tripulaciones de vuelo a hacer guardias indefinidas durante muchos días sin que puedan planificar sus horas de sueño.

«La fatiga afecta a la capacidad de decisión y de reacción rápida de los pilotos, con las consecuencias potencialmente desastrosas que esto puede conllevar, como han demostrado algunos accidentes recientes», dice Philip von Schöppenthau, Secretario General de ECA. «No podemos esperar a que ocurra otro accidente para que la UE despierte y se dé cuenta de que estas normas son insuficientes. Necesitamos una normativa segura ahora».

ECA y todos los sindicatos y asociaciones europeos que la integran hacen un llamamiento a las Instituciones europeas para que retiren de inmediato su apoyo a esta propuesta que amenaza la seguridad y que se implementen cambios que protejan el derecho más básico de los pasajeros: el derecho a un vuelo seguro.