El avión eléctrico ‘Spirit of Innovation’ intentará volar a 500 km/h a final de año y batir el récord de velocidad

El ‘Spirit of Innovation’ / Rolls-Royce

Rolls-Royce ha comenzado con éxito las pruebas de rodaje en pista de su avión Spirit of Innovation, con el que se aspira a lograr este año el récord mundial de velocidad de un avión eléctrico. 

Por primera vez, el avión se impulsó a lo largo de una pista propulsado por su potente motor eléctrico eléctrico de 500 caballos [400kw] y la última tecnología de almacenamiento de energía desarrollada para establecer récords mundiales de velocidad y posibilitar una nueva generación de conceptos de movilidad aérea urbana. El motor estará alimentado por un paquete de baterías de 6.000 celdas, que según las informaciones que han trascendido es la mayor densidad energética incorporada a un avión.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

El rodaje del avión es una prueba crítica de la integración del sistema de propulsión de la aeronave, antes de las pruebas de vuelo reales. El primer vuelo está planificado para la primavera y cuando esté a plena potencia, la combinación de la motorización eléctrica y el sistema de batería avanzado impulsará la aeronave a unas 300 millas por hora, es decir, entorno a 482 km/h, estableciendo un nuevo récord mundial de velocidad para vuelos eléctricos. El actual récord lo estableció en 2017 un avión eléctrico que alcanzó los 338 km/h, propulsado por una batería Siemens 

El Ministro de Negocios Paul Scully dijo: «El rodaje del Spirit of innovation de Rolls-Royce forma parte de un nuevo y emocionante capítulo en la aviación a medida que avanzamos hacia su primer vuelo en la primavera. Diseñado para ser el avión eléctrico más rápido del mundo, este avión pionero destaca el valor de una estrecha colaboración entre la industria y el gobierno».

«El Reino Unido está comprometido en lograr emisiones netas de cero carbono para 2050. A través de subvenciones gubernamentales para investigación y desarrollo, estamos defendiendo la innovación en el sector aeroespacial para cumplir con este ambicioso objetivo».

Rolls-Royce

El programa ACCEL, abreviatura de «Aceleración de la electrificación del vuelo» incluye socios clave YASA, fabricante de motores eléctricos, y la start-up Electroflight.

Rob Watson, director de Rolls-Royce Electrical, dijo: «La electrificación del vuelo es una parte importante de nuestra estrategia de sostenibilidad, ya que nuestro objetivo es lograr cero emisiones netas de carbono para 2050. El rodaje del ‘Spirit of Innovation’ es un hito increíble para el equipo de ACCEL a medida que avanzamos hacia el primer vuelo y el intento de récord mundial a finales de este año. Por primera vez, el avión se propulsó hacia adelante utilizando la energía de una batería avanzada y un sistema de propulsión que es innovador en términos de tecnología eléctrica. Este sistema y las capacidades que se están desarrollando ayudarán a posicionar a Rolls-Royce como líder tecnológico que ofrece sistemas de energía al mercado de la movilidad aérea urbana».

Rolls-Royce

La mitad de la financiación del proyecto la aporta el Instituto de Tecnología Aeroespacial (ATI), en asociación con el Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial e Innovate UK.

Gary Elliott, CEO de ATI, dijo: «El Instituto de Tecnología Aeroespacial se enorgullece de cofinanciar el proyecto ACCEL. Los objetivos de ACCEL se alinean con los objetivos a largo plazo de la estrategia ATI: financiar el desarrollo de tecnología innovadora que asegure un liderazgo para el Reino Unido en la propulsión de emisión cero de próxima generación, y continuar apoyando trabajos altamente calificados y generando rentabilidad económica en beneficio del Reino Unido. Nuestras felicitaciones al equipo de ACCEL por alcanzar este último hito en un contexto muy desafiante».

Las características que los ‘aerotaxis’ requieren de las baterías son muy similares a las que se está desarrollando para el ‘Spirit of Innovation’ para que pueda alcanzar velocidades récord.

Rolls-Royce utilizará la tecnología del proyecto ACCEL y la aplicará a productos para el mercado. El fabricante trabaja para contar con una cartera de motores, electrónica de potencia y baterías para el sector aeroespacial en general, la movilidad aérea urbana y pequeñas aeronaves diseñadas para vuelos de corta distancia.