Bombardier anuncia el despido de 1.600 empleados y el cese de la producción de los aviones Learjet

Bombardier Learjet 45 / Ramón Jordi

Bombardier ha adoptado una serie de medidas para mejorar su rentabilidad. El objetivo es hacer que el negocio sea más eficiente y ágil, capaz de generar resultados financieros más sólidos en las condiciones actuales del mercado, al tiempo que se establece una estructura de costos más baja para crecer cuando el mercado se recupere.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Con estas medidas, la compañía apunta a generar ahorros recurrentes por valor de 400 millones de dólares hasta 2023. Se espera que los ahorros este año lleguen a los 100 millones. 

Las medidas específicas incluyen la consolidación de los trabajos de acabado de los aviones de Bombardier Global en Montreal; una revisión de las opciones para abordar la baja utilización de los hangares y el espacio industrial en las instalaciones ubicadas en Quebec, y la reducción de la fuerza laboral total en aproximadamente 1.600 puestos. Estas reducciones, junto con la finalización de las medidas de reestructuración previamente anunciadas y la venta del negocio de sistemas de interconexión de cableado eléctrico en Querétaro, México, se prevé que deje la plantilla de Bombardier en cerca de 13.000 personas a final de año.

Bombardier ha anunciado que pondrá fin, a más tardar a final de este año, a la producción de la familia de jets Learjet, para concentrarse en las gamas más rentables de aviones Challenger y Global y acelerar sus actividades de servicio al cliente. 

«Con más de 3.000 aviones entregados desde que entraron en servicio en 1963, los icónicos aviones Learjet están teniendo un impacto notable y duradero en la aviación comercial. A los pasajeros de todo el mundo les encanta viajar a bordo de estos aviones excepcionales y confían en su excelente rendimiento y fiabilidad. Sin embargo, dada la dinámica del mercado cada vez más exigente, hemos tomado esta difícil decisión de detener la producción de aviones Learjet», explicó Eric Martel, direcgtor general de Bombardier.

Learjet 60 / Ramón Jordi

Bombardier continuará brindando soporte completo a largo plazo para la flota de aviones Learjet y, con este fin, lanzó hoy el programa de remanufactura Learjet RACER para los aviones Learjet 40 y Learjet 45. Este programa incluye un paquete de mejoras que incluye componentes interiores y exteriores, nueva aviónica, conectividad de alta velocidad, actualizaciones de motores y costos mejorados de mantenimiento de aeronaves. El programa de reacondicionamiento RACER se ofrecerá exclusivamente a través del centro que Bombardier tiene en Wichita, Kansas.

Las instalaciones de Bombardier en Wichita seguirán siendo el principal centro de pruebas de vuelo de la empresa y una parte clave de su red de servicio global. Además, Bombardier ha designado a Wichita como el Centro de Excelencia para sus actividades de aeronaves especializadas y espera que las instalaciones jueguen un papel clave en los contratos futuros de modificaciones de aeronaves para misiones especiales.

Previsiones de 2021

Con el reposicionamiento de Bombardier como una empresa centrada exclusivamente en la aviación de negocios, 2021 será un año de transición a medida que la empresa implemente sus medidas de mejora de la productividad, avance hacia la producción de aviones Global 7500 y comience a consolidar su estructura de capital.

Se espera que los ingresos por actividades de aviones comerciales en 2021 sean mejores que en 2020 en base a un escenario de recuperación económica gradual.