dreamair

El satélite Envisat monitoriza el vertido de petróleo en el Golfo de México

Esta imagen tomada por el satélite Envisat de la Agencia Espacial Europea (ESA) muestra el vertido de petróleo en el Golfo de México generado por la explosión y el hundimiento de una plataforma petrolífera en las costas de Luisiana y Mississippi, EEUU, el pasado 22 de Abril.

En la imagen radar en blanco y negro, el vertido de petróleo se distingue como una mancha de color gris intenso en la esquina inferior derecha, mientras que en la imagen óptica se observa de color blanco. El delta del río Mississippi se encuentra en la esquina superior izquierda, mientras que el Parque Nacional del Delta del Mississippi se extiende a lo largo de la costa del Golfo.

Fuentes oficiales informan de que el pozo petrolífero que suministraba a la plataforma, situado a 1.5 km de profundidad, está vertiendo al océano unos 1000 barriles de crudo al día. Ayer por la tarde, el vertido había afectado un área de 77 km de largo por 63 km de ancho.

La Guardia Costera Estadounidense, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), la petrolífera británica BP y expertos de la industria del petróleo están intentando contener el vertido y evitar que alcance la costa del Golfo, lo que podría suponer graves consecuencias para el frágil ecosistema de la zona.

 

Para poder supervisar los trabajos de limpieza, el Servicio Geológico de los Estados Unidos, en nombre de la Guardia Costera, ha solicitado mapas de la región, obtenidos a través de los satélites de teledetección, a la Carta Internacional sobre el Espacio y las Grandes Catástrofes. La Carta es un esfuerzo de colaboración internacional, iniciado por la ESA y por la agencia espacial francesa, CNES, para poner los datos obtenidos por los satélites de teledetección al servicio de las agencias de protección civil y de otros organismos, con el fin de responder a las catástrofes naturales y antropogénicas.

 

Edición: JFG / Foto: Envisat