Rusia sigue los pasos de Estados Unidos y se retira también del Tratado de Cielos Abiertos