Primer vuelo del motor turbohélice Catalyst, que equipará el Beechcraft Denali

El motor Catalyst en un banco de pruebas volante Beechcraft King Air / GE Aviation

El nuevo motor Catalyst, el primer motor turbohélice que se ha diseñado en más de 50 años para la aviación general  y de negocios, efectuó su primer vuelo el pasado 30 de septiembre a bordo de un Beechcraft King Air, según informa General Electric Aviation en su web.

El motor, que se ha diseñado y fabricado integramente en Europa, inicia su programa de certificación y aspira a ser una alternativa al famoso y muy fiable Pratt¬Whitney PT6 y sus múltiples variantes.

Con TELEGRAM recibirás al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

El exitoso vuelo duró 1 hora y 40 minutos. El King Air despegó y aterrizó en el aeropuerto de Berlín. El programa del motor Catalyst™ se lanzó oficialmente en 2015 y aunque el primer vuelo se pensó que podría ser en 2018, lo cierot es que problemas de desarrollo del motor han retrasado el vuelo inaugural. Además, también ha afectado al nuevo turbohélice Beechcraft Denali que equipará este nuevo avión, competidor a su vez del PIlatus PC-12.

Las primeras pruebas de motor comenzaron en diciembre de 2020 Paralelamente, General Electric Aviation Turboprop también entregó su primer motor apto para volar a su cliente de lanzamiento, Textron Aviation, para el turbohélice monomotor Beechcraft Denali.

Pruebas de motor en el prototipo de Beechcraft Denali / Textron Aviation

Hasta la fecha, 16 motores de prueba han acumulado más de 2.600 horas de funcionamiento en pruebas en tierra y han completado cuatro pruebas de certificación.

«Estamos muy satisfechos por este exitoso primer vuelo y orgullosos de nuestro equipo de excelentes profesionales y especialistas de toda Europa», dijo Riccardo Procacci, consejero delegado y director general de Avio Aero y GE Aviation Turboprop Engines.

«El primer vuelo de Catalyst abre un mundo de oportunidades en el mercado de la aviación general y de negocios con nuestro cliente de lanzamiento Textron Aviation, pero también en el espacio de defensa para aplicaciones como drones y entrenadores. Puede ser, además, un núcleo súper eficiente que puede allanar nuestro camino hacia la hibridación del vuelo».

«Este es un momento tremendo para el motor Catalyst», dijo Paul Corkery, director general de GE Aviation Turboprops. «Es el resultado de los enormes esfuerzos de nuestro brillante equipo para sacar este motor de la célula de pruebas y llevarlo al banco de pruebas de vuelo del King Air. Estamos muy animados por los datos preliminares del primer vuelo, y estamos deseando continuar con las pruebas de vuelo de este revolucionario motor turbopropulsor, junto a nuestro cliente de lanzamiento, Textron, que va por el mismo camino con su prototipo Beechcraft Denali».

Prototipo del Beechcraft Denali con el nuevo motor Catalyst / Textron Aviation

Al ser el primer turbohélice totalmente diseñado, desarrollado y construido en Europa en el último medio siglo, el motor Catalyst es un producto libre de las posibles restricciones que podrían afectarle si se hubiese diseñado en EE.UU. por su doble tecnología, pues el motor podrá utilizarse en aviones civiles o aeronaves militares. 

El motor Catalyst se sometió a las pruebas de certificación más exhaustivas jamás realizadas para un motor turbohélice en el segmento de la aviación general y de negocios. El motor esta orientado a dar una potencia de entre 850 y 1.600 caballos de potencia.  dar servicio a la gama de 850 -1600 SHP. El sistema FADEC que regula su funcionamiento es capaz de ofrecer un control de la potencia y de la hélice similar al de un reactor y reduce la carga de trabajo del piloto al tiempo que proporciona un mayor nivel de control y capacidad de respuesta.

«El primer vuelo fue muy exitoso. Debo decir que todo salió a la perfección», dijo Sigismond Monnet, piloto jefe de pruebas. «De hecho, hemos volado más tiempo del previsto y el motor ha funcionado como esperábamos. Estoy deseando continuar con la campaña de pruebas de vuelo y ampliar la capacidad de vuelo del Catalyst».

Más potencia con menos consumo

El motor Catalyst es el primer turbohélice de la historia de la aviación fabricado con componentes impresos en 3D. El motor cuenta con una relación de presión global de 16:1, la mejor del sector, lo que permite que el motor consiga hasta un 20% menos de consumo de combustible y un 10% más de potencia de crucero en comparación con los competidores de la misma clase de tamaño.

La cadena de suministro y el ensamblaje del motor Catalyst se basarán en el ecosistema industrial europeo. Los centros de GE implicados son: GE Aviation Czech, Avio Aero de Italia y Polonia, GE Aviation Advanced Technology de Munich (Alemania), GE Engineering Design Center de Varsovia (Polonia).

Además, las tecnologías de Catalyst ocupan un lugar destacado en Clean Sky2, la mayor asociación público-privada europea de I+D entre la Comisión Europea y la industria aeronáutica europea, para desarrollar tecnologías de vanguardia dedicadas a la descarbonización.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest