Volotea presenta con otras compañías al Fondo Europeo de Recuperación tres proyectos valorados en 70 M€

Airbus A319 de Volotea en el Aeropuerto de Perpignan / Foto: Dominique Weigel

El pasado 3 de marzo pasado, Volotea presentó un conjunto de tres iniciativas para la reducción del impacto medioambiental y el impulso de la digitalización en respuesta a la convocatoria de Manifestaciones de Interés por parte del MITMA en el contexto del Programa de Apoyo al Transporte Sostenible y Digital del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Puede.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Trabajados de manera colegial con otras empresas del sector y procedente de una cartera más amplia de proyectos, las líneas presentadas persiguen, entre otros objetivos, reducir las emisiones en el transporte aéreo y acelerar la digitalización del sector generando el mayor impacto posible en toda la cadena de valor.

En el contexto de las MDI del Plan España Puede convocadas por el MITMA, Volotea, conjuntamente con un grupo de empresas del sector, ha propuesto tres proyectos valorados en más de 70 millones de euros para poner en marcha iniciativas que, en el corto plazo, permitirían reducir el impacto medioambiental y acelerar la transición hacia una aviación sostenible.

• El primer proyecto presentado propone la reconversión y electrificación de flotas de aeronaves de corto y medio alcance para un transporte aéreo regional sostenible. Esta primera línea plantea la introducción de la aviación eléctrica mediante la modificación de aeronaves existentes de capacidad reducida (de 9 y 19 pasajeros) y la inversión en el desarrollo de tecnologías para propulsión con energías alternativas con el objetivo de minimizar las emisiones en vuelo. La iniciativa tiene la capacidad de transformar en el medio plazo el transporte aéreo regional, haciendo viables y sostenibles algunas rutas que no lo son con la actual tecnología aeronáutica. De esta manera, se contribuye también a la cohesión territorial, mejorando las comunicaciones de zonas periféricas y particularmente, de las islas.

• El segundo proyecto busca la reducción de emisiones en el transporte aéreo mediante la utilización de técnicas y herramientas de Big Data para la implementación de nuevos procedimientos de aproximación que permitan el ahorro de tiempo y de combustible. Esto se conseguirá mediante la implementación de software de última generación para optimizar los perfiles de vuelo y de descenso de cada aeropuerto, y contribuir así a una reducción sobre las emisiones actuales. Esta iniciativa puede contribuir a lograr una red de aeropuertos más competitiva y sostenible.

• La tercera línea propone la electrificación y transformación de las flotas de medios móviles en el sector del handling y de mantenimiento aeroportuario (electrificación de la flota de vehículos de auto-handling -autobuses, tractores, etc-, y flota de mantenimiento -coches, furgonetas, camiones), lo que permitirá reducir la huella de carbono también en el ámbito de las operaciones de soporte.

De manera conjunta, las tres iniciativas suponen una reducción considerable del impacto medioambiental, ya que están destinadas a disminuir significativamente el consumo de energías fósiles y las emisiones contaminantes y a incorporar la sostenibilidad en el modelo productivo.

La electrificación de todas las flotas de soporte en tierra puede suponer una reducción de emisiones de 300.000 toneladas anuales para el sector aeroportuario y el fomento de la eficiencia en los procedimientos de aproximación implica una disminución de 0,45 toneladas de CO2 por cada reducción de tres minutos de vuelo. Además, el transporte aéreo de cero emisiones derivado de la electrificación de las aeronaves contribuye a la aceleración de la transición ecológica en el sector y al objetivo europeo de neutralidad climática en 2050.

El alcance de estos proyectos posibilita el impacto en toda la cadena de valor de un sector tan relevante para la economía española. Este potencial económico representa una oportunidad significativa para todo el tejido empresarial y de innovación español, no solo para el sector aéreo, sino también el de la tecnología, las start-ups y la movilidad, con un importante efecto tractor en la creación de puestos de trabajo de alto valor.

En paralelo, Volotea está trabajando en otros proyectos, cuyos objetivos siguen siendo el desarrollo sostenible y la aceleración de la digitalización del sector y se prevén inversiones superiores a los treinta millones de euros. Algunos de los más destacados son:

• Un proyecto de reacondicionamiento de flota para reducir su impacto medioambiental con la implementación de modificaciones para la reducción de emisión de ruidos.

• Una línea de trabajo para el apoyo a la digitalización y a la transición ecológica de la actividad de mantenimiento aeronáutico en los aeropuertos españoles con la definición y construcción de un modelo de hangar “verde”, sostenible y replicable. Este proyecto contempla también un plan de digitalización de las infraestructuras aeroportuarias destinadas a operaciones logísticas y de mantenimiento (RFID para trazabilidad, inteligencia artificial, robótica y 5G para gestión de almacén, drones para inspecciones, etc.).

• Un proyecto de transformación digital de las operaciones de vuelo y mantenimiento.

Volotea cuenta con el asesoramiento de KPMG a lo largo de todo este proceso que busca contribuir de forma decisiva a que el sector aéreo español afronte sus retos a aprovechando la infraestructura existente con un enfoque más sostenible y digital.