En julio el transporte mundial de pasajeros experimentó un aumento ‘mediocre’ según IATA

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) anunció que la demanda de pasajeros en julio (medida en ingresos de pasajeros por kilómetros), continuó en niveles críticamente bajos, en concreto, un 79,8% por debajo de los niveles de julio de 2019.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

El dato el solo algo mejor que la caída interanual del 86,6% registrada en junio, impulsada principalmente por los mercados nacionales, sobre todo Rusia y China. La reapertura del mercado en el espacio Schengen ayudó a impulsar la demanda internacional en Europa, pero otros mercados internacionales mostraron pocos cambios desde junio. La capacidad estuvo un 70,1% por debajo de los niveles de 2019 y el factor de carga se hundió a un mínimo histórico en julio, un 57,9%.

«La crisis de la demanda continuó con poco alivio en julio. Con esencialmente cuatro de cada cinco viajeros aéreos quedándose en casa, la industria permanece en gran parte paralizada. Los gobiernos que reabren y luego cierran las fronteras o eliminan y luego vuelven a imponer cuarentenas no les da a muchos consumidores la confianza para hacer planes de viaje, ni a las aerolíneas para reconstruir las frecuencias», dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Noticia relevante: La FAA certifica el dispositivo ‘Safe Return’ que aterriza el Cirrus Vision Jet de forma autónoma

Mercados internacionales de pasajeros

La demanda internacional de pasajeros de julio se derrumbó un 91,9% en comparación con julio de 2019, una ligera mejora con respecto al descenso del 96,8% registrado en junio. La capacidad se desplomó un 85,2% y el porcentaje de ocupación se hundió 38,9 puntos porcentuales hasta el 46,4%.

La demanda de las aerolíneas europeas en julio cayó un 87,1% en comparación con el año pasado, pero mejoró desde una caída del 96,7% en junio, lo que refleja la relajación de las restricciones de viaje en el espacio Schengen. La capacidad cayó un 79,2% y el factor de ocupación se redujo en 33,8 puntos porcentuales hasta el 55,1%.

El tráfico de julio de las aerolíneas de Asia-Pacífico cayó un 96,5% en comparación con el período del año anterior, prácticamente sin cambios desde una caída del 97,1% en junio y la contracción más pronunciada entre las regiones. La capacidad cayó 91,7% y el factor de ocupación se redujo 47,3 puntos porcentuales a 35,3%.

Las aerolíneas de Oriente Medio registraron una caída del tráfico del 93,3% en julio, en comparación con una caída de la demanda del 96,1% en junio. La capacidad cayó un 85,6% y el factor de ocupación se hundió 43,4 puntos porcentuales hasta el 38,0%.

Las aerolíneas norteamericanas experimentaron una caída del tráfico del 94,5% en julio, un ligero repunte desde una caída del 97,1% en junio. La capacidad cayó un 86,1% y el factor de ocupación cayó 53,0 puntos porcentuales hasta el 35,0%, el segundo más bajo entre las regiones.

Las aerolíneas latinoamericanas experimentaron una caída de la demanda del 95,0% en julio, en comparación con el mismo mes del año pasado, frente a una caída del 96,6% en junio. La capacidad cayó un 92,6% y el factor de ocupación se hundió en 27,1 puntos porcentuales hasta el 58,4%, el más alto entre las regiones.

El tráfico de las aerolíneas africanas cayó un 94,6% en julio, algo mejoró desde una contracción del 97,8% en junio. La capacidad se contrajo 84,6% y el factor de ocupación cayó 47,1 puntos porcentuales a 25,4%, que fue el más bajo entre las regiones.